NOTICIAS

Publicidad

“Soy muy fuerte mentalmente y elijo ser feliz”: Sherri Moody perdió sus manos y pies por una sepsis

Sherri Moody contrajo una bacteria y enfermó de neumonía bilateral. “Vi morir literalmente los pies y las manos de mi mujer”, afirmó David Moody, su pareja.

A los 51 años, Sherri Moody, de Houston, Estados Unidos, pisó una emergencia hospitalaria por primera vez. La mujer perdió manos y pies. Foto referencial/Pexels/RDNE Stock project

Publicidad

Actualizado el 

“Tuve que buscar en Google qué era la sepsis. No tenía ni idea. Somos gente bastante sana”. Eso narró David Moody al hablar de lo sucedido con su esposa, quien perdió sus manos y pies al agravarse una infección que afectó, primero, sus pulmones. Esta la causó la bacteria Streptococcus. La mujer, Sherri Moody, de un cuadro viral pasó a un un shock séptico.

“Vi morir literalmente los pies y las manos de mi mujer”, afirmó David Moody. “Estaban negros y momificados”, publicó Telemundo el miércoles 28 de febrero de 2024.

Los doctores, señaló su pareja a la cadena informativa, “no saben si Sherri se infectó con estreptococo durante esa excursión a un parque de atracciones en abril de 2023 o si fue una mera coincidencia”.

Publicidad

A Sherri le amputaron las piernas por debajo de la rodilla en junio de 2023 y los brazos por debajo de los codos al mes siguiente. A casi dos años de esos duros momentos, esta mujer, citada en Telemundo, afirma: “Soy muy fuerte mentalmente. “Simplemente elijo ser feliz. (...) Eso no quiere decir que de vez en cuando no tenga una crisis y llore un poco. (Pero) no dejo que dure mucho”.

Qué pasó con Sherri Moody

Sherri es profesora de secundaria y era propensa a contraer gripes con frecuencia. Sin embargo, los síntomas que tenía cambiaron. “Estaba aletargada y tenía fiebre alta. Vomitaba y le costaba respirar”.

En ese momento le dijo a David que debía ir a urgencias médicas. A los 51 años, Sherri, de Houston, Texas, Estados Unidos, pisaba una emergencia hospitalaria por primera vez.

Publicidad

Le diagnosticaron con neumonía doble, a causa de la bacteria Streptococcus. Luego, les informaron sobre la sepsis, término que desconocían.

Mujer de Texas perdió manos y pies por una infección

Publicaron en Telemundo que “dos días después de acudir a urgencias, sus riñones y pulmones empezaron a fallar, una complicación del shock séptico”.

Publicidad

Saber de la sepsis los descolocó. Se consideraban personas sanas. “Estaba en forma. Comía bien, hacía ejercicio”, recuerda Sherri.

La mujer venía tomando una medicina contra la artritis reumatoide, que, de acuerdo con lo reseñado en Telemundo, “alivia los síntomas de ese trastorno del sistema inmunitario suprimiéndolo, lo que puede reducir la capacidad de una persona para combatir las infecciones”.

Esa complicación la describió su pareja con este ejemplo: “Fue como si llegara un huracán de categoría 5 (…) No tenía con qué combatir. Es como si hubiera ido a una guerra sin soldados”.

La mujer fue inducida a coma y llevada a UCI. David Moody recordó: “Vi morir literalmente los pies y las manos de mi mujer”.

Publicidad

“Soy sobreviviente de fascitis necrosante”: modelo Jennifer Barlow pierde su pierna derecha al infectarse con una bacteria ‘come carne’ en las Bahamas

Sherri, optimista

Al salir del coma, los médicos le dijeron que habían podido salvarle la vida, mas no sus extremidades.

Los vasopresores – medicamentos- impulsaron la sangre a sus órganos vitales, lo hicieron a expensas de la circulación en sus extremidades. En cuestión de días, sus manos y pies empezaron a cambiar de color. Vino la amputación.

Sherri utiliza una silla de ruedas eléctrica para desplazarse. Complicaciones han retrasado el tema de las prótesis.

“Soy mucho más fuerte de lo que jamás pensé que era”, se describió Sherri Moody citada en Telemundo el 28 de febrero de 2024.

Está a la espera de una nueva cirugía para atender problemas persistentes de gangrena en sus rótulas. Del resultado dependerá estar más cerca o más lejos de llevar prótesis.

En fotos, difundidas en Telemundo, se le ve feliz, al lado de David, de quien se hizo novia desde la secundaria.

“Le frustra perder su independencia y no poder dedicarse a hornear”, por ejemplo; pero a la prensa resaltó: “Simplemente elijo ser feliz”. El reto es centrarse en ser optimista. Y apostilla: “Soy muy fuerte mentalmente”. (I)

Te recomendamos estas noticias

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad