El migrante venezolano Orlando Abreu fue asesinado por un sujeto peruano apodado Cara Cortada en un mercado de la provincia de Trujillo, Perú.

El hecho ocurrió a finales de enero, pero el video de una cámara de seguridad se viCaraCortadatos días. La muerte de Abreu ha conmocionaCdo a la comunidad migrante y opinión pública de Perú.

El ciudadano venezolano recibió varios disparos del líder de una banda que extorsiona a comerciantes. Cobran “vacunas” (cuota) para permitir que laboren.

El periodista venezolano Sergio Novelli indicó en su cuenta de Twitter que el asesinato ocurrió el 26 de enero de este año.

Publicidad

Crisis en Venezuela | Unos 5 millones de venezolanos están fuera de su país

Abreu tenía 27 años y había llegado a Perú por mejores días.

Orlando Abreu tenía 27 años, se dedicaba al comercio en Perú luego de salir de Venezuela en busca de mejores días.

En la grabación se ve a Cara Cortada que amenaza con una pistola. Intenta dispararle por varias veces, pero el arma se traba. Finalmente la pistola detona, en medio de varias personas que presenciaban el ataque.

“Tú me conoces a mí, yo soy tranquilo”, dijo el ciudadano venezolano, quien se ocultaba detrás de escaparates. “Yo no me he metido con ustedes. No me he metido con nadie”, insistió.

Cientos de usuarios de redes sociales han expresado su repudio ante el hecho.

Su hermano, Viacney Abreu, publicó un mensaje en su cuenta de Facebook.

Publicidad

“Hoy nos tocó a nosotros este triste momento que enluta nuestras vidas, que nos llena de dolor por una persona inescrupulosa que le quita la vida a un joven trabajador, luchador, buen hijo, buen hermano, excelente ser humano. Hoy queremos justicia por Orlando”, posteó el joven oriundo de Maracay.

Jeison Fagundez, amigo de Orlando, le dedicó el siguiente video que se viralizó en los grupos de Facebook integrado por migrantes del país llanero.

Perú despliega militares en la frontera con Ecuador para controlar inmigración ilegal de venezolanos

El asesino continúa prófugo, mientras los pedidos de justicia aumentan en el país sudamericano. (I)