Las cifras de ecuatorianos que cruzan como indocumentados la frontera entre México y los EE. UU. alarman, según Lorena Mena, ecuatoriana radicada en México, donde dirige la organización Continente Móvil, especializada en la investigación y el análisis de fenómenos migratorios, que ha visto cómo las cifras han ido creciendo desde 2019 por diferentes factores.

¿Cuándo empezó a aumentar el número de ecuatorianos?

Comenzó a mediados de 2019... se detectó que había cierto número de personas ecuatorianas que estaban quedándose atrapadas, sobre todo en Ciudad Juárez. Colegas de esa ciudad, que trabajan en el tema, comenzaron a detectar que entre los solicitantes de asilo en albergues había ecuatorianos. No es que antes los ecuatorianos no cruzaban, esto se viene dando siempre, pero no en las cantidades en que se estaban empezando a dar a mediados de 2019. Se sospechaba que esto tenía que ver quizá en que estaban llegando un poquito más fácil porque no necesitaban visa para entrar a México, pero no era algo que lo hayan dicho las autoridades. No estaba muy visibilizado.

¿Qué cifras se tienen ahora?

Publicidad

Yo hice una investigación sobre las personas que estaban en el programa de solicitantes de asilo esperando en territorio mexicano y encontré que entre 2019 y septiembre de 2020 los ecuatorianos estaban en quinto lugar (por nacionalidades) con 5.249 bajo este programa. Esperando la cita de los jueces de inmigración de EE. UU. Eso nos llamó la atención. Casi tres mil estaban esperando para ir a las cortes de audiencia en El Paso, Texas, donde se ve si sus motivaciones califican para asilo o si es un migrante económico, y esas personas no calificaban porque no está peligrando su vida (...). A esto se suma que cuando vino la pandemia EE. UU. cerró la frontera terrestre. Todos los juicios y citas fueron suspendidos. La gente se quedó en el limbo por año y medio.

¿Qué puso la alarma sobre los ecuatorianos?

A EE. UU. y a México les ha alarmado la cantidad que han estado cruzando y han sido detenidas por la Patrulla Fronteriza de EE. UU. Esas cifras son las que parece han tomado en cuenta las autoridades (mexicanas) para volver a poner la visa. Las cifras de la patrulla sobre personas encontradas ya cruzando durante el año fiscal 2021 –de octubre 2020 a septiembre 2021–, con corte hasta julio, dicen que fueron detectados un total de 70.746 ecuatorianos en distintos puntos de la frontera. Si comparas esa cifra con la del año fiscal anterior, que fue de 11.861, de un año a otro se trepó muchísimo.

¿Cómo y por dónde cruzan estas personas?

En el año fiscal anterior la mayoría eran adultos solos, pero si revisamos las cifras del año fiscal 2021 tenemos que la cantidad de adultos solos detenidos son el 62 %, pero se trepó bastante en unidades familiares –cuando te detienen con un familiar–, estos son el 34 %, y menores no acompañados son 2.908 (4 %). La mayoría han sido detenidos en Texas, más de 32.000. Le siguen Nuevo México y Arizona.

¿Se tiene hipótesis de los factores que han provocado el incremento desde 2019?

El tema de la visa es uno de los que pueden haber propiciado que se hiciera un poquito más sencillo llegar hasta el norte. Con esto no digo que ha sido fácil. Te acerca, pero para llegar a la frontera norte y el cruce ya son otro rollo y estás expuesto a un montón de peligros. Lo segundo sería lo que llamamos los factores de expulsión, es decir, qué está pasando en los países de origen. En el caso de los centroamericanos es por un tema de violencia superfuerte, pero en el caso de Ecuador lo que estoy viendo es que el efecto pandemia ha sido un detonante importante en este incremento (...), me parece que tiene una relación directa porque en el país la situación económica se puso mucho más complicada, la tasa de desempleo se incrementó... incluso jefes de familia y personas que eran el sostén del hogar pudieron haber muerto. Son una serie de cosas que catalizaron que la gente esté en una situación mucho más complicada y que al ver que no hay oportunidades hayan optado por salir. Revisando los datos históricos, medios y documentación de las autoridades, la mayor cantidad de personas que salen de Ecuador son de la zona Sierra sur, que es la zona tradicional de emigración de ecuatorianos a EE. UU. desde los años 70. Digamos que hay unas redes mucho más consolidadas de personas que tienen conocidos o familiares en EE. UU. que pueden dar una red de apoyo. Pero seguramente también debe haber personas de otras zonas del país por las facilidades de entrar sin visa a México.

¿Qué medidas se recomiendan tomar ante este escenario?

A nivel de política (entre México y EE. UU.) son las que están tomando en este momento, de intentar restringir o contener de alguna manera los flujos. No es la medida ideal porque no los va a frenar... Si la gente está desesperada por salir, va a seguir buscando la manera de irse así tenga que llegar a otro punto del continente intermedio y seguir a México por vías irregulares. Por parte de Ecuador lo ideal sería buscar la manera de evitar que las personas salgan generando un contexto que evite que esto suceda. Pero es algo muy complicado cuando es un proceso que tiene bastante tiempo... (tal vez) incentivos económicos, ofertas laborales que puedan ser cubiertas por las personas que están en esta situación desesperada podrían ser una vía importante para detenerlo. Está el tema salarial cuando entrevistas a las personas que optan por migrar, uno de los temas que señalan. Incluso entra el factor edad... hay mucha gente que pasa de los 50 años que dicen que en Ecuador ellos no tienen oportunidades, a diferencia que en EE. UU. (I)