Los ministros de Energía de la Unión Europea se reunirán el próximo 26 de julio de manera extraordinaria para evaluar la preparación del bloque de cara al invierno con el foco puesto en los planes de emergencia que la Comisión Europea tiene previsto publicar una semana antes para hacer frente a posibles nuevos cortes de gas por parte de Rusia.

“La presidencia checa ha decidido convocar un Consejo extraordinario de Energía el 26 de julio. Los ministros discutirán la preparación de la UE para el invierno del sector energético”, anunció en Twitter el país que acaba de asumir la presidencia de turno del club hasta finales de año.

Aunque Praga no ha dado más detalles de la agenda, la convocatoria tendrá lugar apenas seis días después de que el Ejecutivo comunitario haya propuesto medidas de emergencia para coordinar la respuesta del bloque ante posibles nuevos cortes en el suministro de gas por parte de Rusia.

Por tanto, es previsible que este sea el principal punto del orden del día de la reunión extraordinaria de los titulares de Energía de los Estados miembros.

Publicidad

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó desde el Parlamento Europeo que la institución desvelará estos planes en dos semanas y posteriormente su vicepresidente Maros Sefcovic precisó que serán aprobados por el colegio de comisarios el día 20 de este mes.

En un debate con el Parlamento Europeo, la presidenta subrayó que el club tiene que enfrentarse a eventuales nuevos cortes de gas de manera solidaria y coordinada, al tiempo que aplaudió que varios Estados miembros ya hayan puesto en marcha planes nacionales de contingencia.

"Nos tenemos que preparar para más disrupciones en el suministro de gas, incluyendo un corte completo por parte de Rusia. Hoy, 12 Estados miembros se ven afectados parcial o totalmente por reducciones en el suministro de gas. Es obvio que (el presidente ruso, Vladimir) Putin sigue usando la energía como arma", apuntó Von der Leyen desde Estrasburgo.

“Tenemos que asegurar que, en el caso de una disrupción total, el gas fluye hacia donde es más necesario. Tenemos que tener solidaridad europea y proteger el mercado único y las cadenas de valor de la industria”, incidió. (I)