No se justifica una acción así, aunque ella alega que lo hizo impulsada por un ataque de celos. En Estados Unidos una mujer está detenida por atacar a su novio en uno de sus párpados con agujas hipodérmicas.

La victimaria, identificada como Sandra Jiménez, quiso de esa manera hacer evidente cuán molesta estaba porque su pareja “miraba a otras mujeres”.

Ella lo agarró desprevenido y lo más grave del caso es que, de acuerdo con “el informe del MPD (Departamento de Policía de Miami (MPD), Jiménez saltó encima de él con dos agujas antirrábicas que eran para sus perros” y le perforó el párpado derecho.

Publicidad

Así lo reseñó Local 10 a comienzos de esta semana.

Cuando los celos se convierten en celotipia

Discutían mucho y tras atacarlo, ella se fue

Según la publicación Ojo, que dijo que el hombre se llama Miguel Téllez, la pareja con frecuencia discutía por la misma razón: el sujeto “miraba” a otras y eso causaba disgusto a Sandra.

Citan al Departamento de Policía de Miami (MPD) para decir que Miguel y Sandra llevan juntos ocho años.

Publicidad

Un nuevo pleito protagonizaron la noche del sábado 25 de noviembre de 2023. De las palabras agrias, Sandra Jiménez pasó a la inesperada reacción.

La mujer lo sorprendió cuando él, aseguraron, estaba en el sofá. Creía que la marea había bajado.

Publicidad

La mujer aparentemente tras darse cuenta del impacto de su acto irracional “abandonó el lugar”.

La jeringa tenía la vacuna contra la rabia.

Univisión

Los celos por el pasado pueden llegar a destrozar una relación

Trató de desvincularse de la agresión

En el medio peruano Ojo señalan que Miguel Téllez llamó a la policía de Miami y fue trasladado al Jackson Memorial Hospital.

Sandra Jiménez fue localizada y fue llevada ante la Justicia. Un juez le fijó una fianza de 7.500 dólares. En Univisión indicaron que la mujer, de 44 años, “está siendo acusada de agresión en segundo grado”.

Cuando la Policía la halló, estaba en su auto. Trató de desvincularse de la agresión con las agujas. Habría dicho que “fueron lesiones que él mismo se causó”.

Publicidad

En redes sociales lo hecho por Jiménez ha levantado un gran rechazo. Piden responda por la lesión y que sea tratada por profesionales para un mejor control de sus emociones. No dejan algunos de preguntar si la vacuna antirrábica la debía “usar” alguien más… no solo el perro. (I)

Te recomendamos estas noticias