Una de las batallas más fuertes y duraderas del conflicto Rusia-Ucrania es la que enfrenta el batallón Azov en la acería Azovstal de Mariupol, donde soldados ucranianos están desde hace más de un mes resistiendo los ataques de las tropas de Vladimir Putin.

Lo que vive cada uno de los soldados que se encuentra en los más de 24 kilómetros de túneles subterráneos de la gigante metalúrgica de la ciudad portuaria solo lo saben ellos, pero las esposas de estos patriotas decidieron hablar ante los medios de comunicación y contar la angustia que viven día a día.

Rusia garantiza un buen trato a los combatientes rendidos de Azovstal

Esposas de los soldados ucranianos de Azov cuentan su tragedia

Las mujeres envían el mensaje a todo occidente desde uno de los lugares más oscuros y peligrosos del mundo actualmente, la planta Azovstal, en Mariupol, asediada por los constantes bombardeos del ejército ruso.

Olha Andrianova, esposa de un soldado llamado Serhii, dijo a Euronews: “La última vez que estuvimos en contacto fue hace 10 días. Me dijo que la situación es crítica. No hay ayuda médica, no hay agua, están bebiendo de un vaso un sorbo de agua técnica cada 5-6 horas.”

Publicidad

Aunque cientos de civiles fueron evacuados del lugar, aún hay al menos mil personas entre civiles y soldados en la planta. Andrianova asegura que desconocen la suerte de sus seres queridos.

Por otra parte, Hanna, novia de Dmytro Danylov, contó: “Escribió muy poco, dijo que no debía preocuparme por las noticias, lo que me hizo preocuparme aún más. Pero esto es todo lo que tengo”.

Las mujeres ucranianas dicen sentirse agotadas y cada vez con menos esperanzas, pero sus rostros se iluminan cada vez al recordar los mensajes que reciben de sus hombres asediados.

La novia de Illia Samoylenko, un soldado que defiende a su país sin un ojo y sin un brazo, Daria Tsykunova recuerda: “Hablamos de lo que vamos a hacer en el futuro, quizá de nuestros planes”. Samoylenko dicen que es el segundo al mando del batallón de Azov.

Publicidad

Por otra parte, Yulia, esposa de Arseniy Fedosiuk, enfatizó que, en Europa, la propaganda rusa es “fuerte y mucha gente piensa que los soldados de Azov son neonazis o fascistas. Hablamos mucho de eso. Decimos a los medios de comunicación que el regimiento Azov es la parte oficial del ejército ucraniano. Que es un regimiento multinacional”.

Para concluir su denuncia en los medios de comunicación, la esposa de Denys Prokopenko aseguró que para todas, el mayor apoyo en el momento “más duro que han podido vivir” viene de aquellos a los que intentan salvar.

“Él es mi mejor apoyo en esta vida, en este mundo... Él para mí es el rayo de luz, la encarnación de la fuerza, la bondad, la voluntad y el poder del espíritu. Ni siquiera puedo explicar lo mucho que lo valoro”, dijo Kateryna en referencia a Prokopenko.

Por otra parte, esta semana cientos de los soldados que se encontraban atrincherados en Azovstal se rindieron y entregaron al ejército ruso luego de que se les acabaran las provisiones y recursos. (I)

Te recomendamos estas noticias