La ONU pidió hoy al Gobierno de Arabia Saudí entrar en razón y liberar a Salma Al-Shehab, una mujer que acaba de ser condenada a 34 años de cárcel por hacer comentarios críticos en Twitter o retuitear la opinión de otros en relación a problemas de derechos humanos en este país.

“Urgimos a las autoridades saudíes a que dejen sin efecto su condena y liberarla de inmediato y de forma incondicional”, dijo al comentar este caso la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Liz Throssell.

Además de encarcelarla, la sentencia incluye una prohibición por otros 34 años de salir de Arabia Saudí, a donde la condenada había regresado hace un año y medio para pasar vacaciones con su familia (tiene dos hijos), ya que residía en el Reino Unido mientras realizaba un doctorado.

“Esta sentencia, extraordinariamente larga, tiene un terrible efecto entre los críticos del gobierno y la sociedad civil en general, y es otro ejemplo de cómo las autoridades saudíes usan las leyes sobre terrorismo y cibercriminalidad para intimidar y vengarse de defensores de los derechos humanos y cualquier voz disidente”, comentó Throssell.

La ONU pide ahora no sólo que se libere a Al-Shehab, sino que se revisen todas las condenas por el ejercicio pacífico del derecho a la libre expresión de cualquier ciudadano saudí, incluidas mujeres procesadas por reclamar que se reforme el sistema discriminatorio que rige en el país, así como periodistas y líderes religiosos. (I)