El actual problema de los miles de menores de edad en la frontera sur de Estados Unidos es una de las primeras crisis que debe enfrentar el gobierno de Joe Biden, quien sigue prefiriendo no llamarlo crisis por ahora.

A diario decenas de historias se recogen en esta zona. Una de ellas es la Leslie Casco Flores, una hondureña que tras la muerte de su marido tomó a su hijo más pequeño - de cinco meses- y se fue a Estados Unidos para solicitar asilo debido a la inseguridad que había en donde vivía.

En ese proceso tuvo que dejar a sus dos hijos mayores, de 9 y 7 años, quienes recientemente cruzaron la frontera y ella afirma que los vio por televisión.

Sin embargo, Casco confesó a la cadena Univisión que confió en un familiar para que llevé a sus hijos a Estados Unidos. Además estuvo informada de la trayectoria por imágenes que ese familiar -que también cruzó con un hijo menor- les enviaba. Fotos en las que se los podía ver bien, pero también durmiendo en la tierra y sin cobijo.

Publicidad

Ella asegura que eso le partió el corazón, pero tiene la esperanza de volverlos a ver pronto.

La hondureña espera que eso pase cuando el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en ingles) complete el proceso de reunificación familiar tras comprobar que lo que dice es verdad. Algo que podría demorar un mes, aunque aún no ha recibido ninguna notificación, debido a que la Patrulla Fronteriza los mantiene 72 horas -a veces puede ser más por la situación actual- hasta pasarlos HHS.

Luego deberá esperar para ver si le conceden el asilo a ella y sus hijos.

La Patrulla Fronteriza actualmente tiene en su custodia a 16.000 menores, un número mayor de lo que puede manejar, debido a la capacidad de sus centros y a los cuidados que necesitan a diferencia de los adultos.

El arribo de más niños y adolescentes solos aumentó luego de que el gobierno de Biden decidió acoger a los llegan, puesto que es lo correcto de acuerdo con lo dicho por Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad de EE. UU. -de origen cubano-.

“Estamos procesando de manera segura a los niños que llegan a nuestra frontera (...) e instamos encarecidamente a que no lo hagan porque no puedo exagerar los peligros del viaje que emprenden”, dijo en una reciente entrevista con NBC News.

Mayorkas ha mencionado que sí están deportando a los adultos solos y a las familias, algo que le ha criticado la oposición porque afirman que con esos anuncios motivan a que las personas lleguen con niños o decidan enviar a los menores solos. (I)