El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este lunes que la entrada de Suecia en la Alianza fortalecerá la seguridad euroatlántica y del propio país nórdico, después de que la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, anunciara hoy que pedirá formalmente el ingreso en la organización transatlántica.

Stoltenberg se pronunció en ese sentido tras hablar con Andersson.

“Importante llamada con la primera ministra sueca, Magdalena Andersson. Doy la bienvenida a la decisión de su Gobierno de solicitar convertirse en miembro de la OTAN. Suecia es uno de nuestros socios más cercanos y la membresía fortalecería la seguridad del área euroatlántica y de Suecia en un momento crítico”, escribió el político noruego en su perfil de Twitter.

La primera ministra sueca, la socialdemócrata Magdalena Andersson, anunció este lunes que pedirá formalmente el ingreso en la OTAN debido a la nueva situación de seguridad creada por la intervención militar rusa en Ucrania, lo que pondrá fin a dos siglos de política exterior basada en la no alineación.

Publicidad

Rusia avisa a Suecia y Finlandia que no tendrán más seguridad en la OTAN

“El Gobierno ha decidido que Suecia debe ingresar en la OTAN”, dijo en una rueda de prensa Andersson, al término de una reunión extraordinaria del Ejecutivo en solitario en minoría que encabeza y de un debate parlamentario en el que una mayoría clara de partidos se mostraron a favor de la adhesión.

La solicitud ante la sede de la Alianza en Bruselas se hará “dentro de poco”, afirmó Andersson, que apuntó a mañana o al miércoles, en un proceso en que se coordinará con Finlandia.

A diferencia de Suecia, donde la decisión la toma el Gobierno, en Finlandia, que anunció su intención de adherirse ayer, la solicitud debe ser ratificada por el Parlamento en una votación que está prevista para mañana o pasado y en la que se espera que la candidatura reciba una mayoría rotunda.

Suecia y Finlandia ya recibieron ayer el espaldarazo de la OTAN en una reunión informal en Berlín de sus ministros de Exteriores, aunque Turquía se ha mostrado crítica con ambos por su supuesto respaldo a activistas kurdos y otras personas a las que considera “terroristas”. (I)