La investigación concluyó que Bashir actuó de manera “engañosa” y falsificó documentos para lograr el encuentro con la princesa de Gales.

También señala que la propia investigación interna que hizo la BBC en 1996 sobre lo sucedido fue “lamentablemente ineficaz”.

Tanto la BBC como Bashir pidieron disculpas.

El príncipe William, hijo de Diana Spencer y Carlos de Inglaterra, afirmó que a su madre le fallaron no solo un “reportero canalla”, sino también los responsables de la BBC entonces.

Publicidad

La BBC dijo que fueron expuestos “fallos claros” y admitió que debería haber hecho más esfuerzos para llegar al fondo de lo que sucedió en ese momento.

La corporación ha enviado disculpas al príncipe Carlos y a los príncipes William y Harry, así como al hermano de la princesa Diana, Charles Spencer.

Por su parte, el periodista Maritn Bashir también pidió disculpas y dijo que falsificar documentos “fue una estupidez” y que lo lamenta, pero consideró que eso no tuvo nada que ver con la decisión de Diana de concederle la entrevista.

La entrevista que hizo el periodista Martin Bashir con la princesa Diana fue transmitida en 1995. Foto: BBC NEWS

John Dyson, el juez jubilado que dirigió la investigación, determinó que:

  • Bashir violó seriamente las reglas de la BBC al generar extractos bancarios falsos para tener acceso a la princesa.
  • Le mostró los documentos falsos al hermano de Diana, Charles Spencer, para ganarse su confianza y que éste le presentara a la princesa.
  • Al tener acceso a la princesa Diana de esta manera, Bashir pudo persuadirla para que aceptara conceder la entrevista.
  • Cuando la BBC llevó a cabo su propia investigación sobre las tácticas usadas por Bashir en 1996, “no cumplió con los altos estándares de integridad y transparencia que son su sello distintivo”.
  • Una carta de la princesa Diana, publicada como prueba, dice que ella “no se arrepiente” de haber dado la entrevista.

El príncipe William responsabilizó a los fallos cometidos de la BBC en la entrevista del deterioro de la relación entre sus padres y contribuir a la paranoia de la entonces princesa de Gales.

William dijo en un mensaje grabado que lo que causaba “mayor tristeza” era constatar que su madre nunca supo que la habían engañado.

Publicidad

Su hermano, el príncipe Harry también criticó a la radiotelevisión pública británica por su papel en los hechos y dijo en un comunicado que “el efecto dominó de una cultura de la explotación y prácticas faltas de ética” en los medios fueron lo que terminó por costarle la vida a su madre.

Tras conocer los resultados de la investigación, la BBC les ha escrito a ambos hijos de Diana para disculparse. También, al conde Spencer, hermano de Diana, y al príncipe Carlos, su marido cuando se emitió la entrevista.

“La entrevista del siglo”

El encuentro entre el periodista y la princesa fue una gran primicia para la BBC, considerada como “la entrevista del siglo” en Reino Unido.

Fue la primera vez que un miembro de la realeza habló tan abiertamente sobre cómo es la vida al interior de la familia real británica.

Los espectadores la vieron hablar sobre su infeliz matrimonio con el príncipe Carlos, sus conflictos y su bulimia.

“Éramos tres en este matrimonio”, dijo.

Unos 23 millones de británicos escucharon a la princesa decir que Carlos le había sido infiel y ella también.

Pero desde entonces, el hermano de la princesa Diana, Charles Spencer, ha cuestionado las tácticas utilizadas por el periodista para obtener la entrevista.

Una investigación independiente fue encargada por la BBC el año pasado, luego de que Spencer hiciera públicas las acusaciones. Sus hallazgos fueron publicados este jueves.

El juez Dyson descubrió que Bashir engañó al hermano de Diana al mostrarle extractos bancarios falsificados que sugerían engañosamente que la princesa estaba siendo vigilada por personas pagadas.

La investigación señala que Bashir mintió cuando les dijo a los directivos de la BBC que no le había mostrado los documentos falsos a nadie.

Extractos bancarios falsos fueron utilizados por Bashir para ganar la confianza de Diana. Foto: INFORME DYSON

También describió que partes importantes de las declaraciones de Bashir sobre los eventos de 1995 eran “increíbles, poco confiables y, en algunos casos, deshonestas”.

El director general de la BBC, Tim Davie, dijo: “Aunque el informe afirma que Diana, la princesa de Gales, estaba interesada en la idea de una entrevista con la BBC, está claro que el proceso para asegurar la entrevista estuvo muy por debajo de lo que el público tiene derecho a esperar. Lo sentimos mucho por esto. Lord Dyson ha identificado claros fallos”.

“Si bien la BBC de hoy tiene procesos y procedimientos significativamente mejores, los que existían en ese momento deberían haber evitado que la entrevista se asegurara de esta manera”, continuó.

“La BBC debería haber hecho un mayor esfuerzo para llegar al fondo de lo que sucedió en ese momento y haber sido más transparente sobre lo que sabía. Si bien la BBC no puede hacer retroceder el tiempo después de un cuarto de siglo, puede ofrecer una disculpa total e incondicional. La BBC ofrece eso hoy”.

La nota de la princesa Diana

Con las conclusiones de la investigación también se hizo pública, por primera vez, la nota escrita por la princesa en diciembre de 1995 en la que asegura que no está arrepentida.

La nota fue escrita después de que se difundiera la entrevista.

Dyson dijo que la nota fue encontrada en noviembre de 2020 y entregada a directivos de la BBC. Foto: INFORME DYSON

Dyson explicó que el documento fue encontrado en noviembre de 2020 y entregado a directivos de la BBC.

“Martin Bashir no me mostró ningún documento, ni me dio ninguna información que no conociera anteriormente”, dice la nota.

¿Qué dice Bashir?

En un comunicado, Bashir se disculpó por falsificar los documentos, pero dijo que seguía “inmensamente orgulloso” de la entrevista.

“Los extractos bancarios no influyeron en absoluto en la decisión personal de la princesa Diana de participar en la entrevista”, dijo.

Martin Bashir dejó la BBC la semana pasada citando problemas de salud. Foto: GETTY IMAGES

“La evidencia entregada a la investigación con su propia letra [y publicada junto con el informe hoy] confirma inequívocamente esto, y otra evidencia convincente presentada a lord Dyson lo refuerza”.

La semana pasada, el periodista de 58 años dejó la BBC, citando problemas de salud. Había sido corresponsal de religión y editor de la corporación desde 2016.