Japón quiere liderar el debate sobre el uso de la inteligencia artificial (IA) durante la reunión que se celebra este fin de semana de ministros de Digitalización del G7, en la que se buscará un acuerdo sobre el uso “apropiado” de esta tecnología en expansión.

“Mientras se promueve el desarrollo de la IA, existen riesgos dependiendo de cómo se use, por lo que es importante considerar unas reglas apropiadas. Me gustaría elaborar un documento sobre medidas específicas al respecto”, dijo hoy el ministro japonés del Interior y Comunicaciones, Takeaki Matsumoto.

Matsumoto se pronunció sobre este asunto en la víspera del inicio de la reunión de dos días de titulares de Digitalización y Tecnología de los países del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) en la ciudad de Takasaki, en la prefectura de Gunma, a unos 107 kilómetros al noroeste de Tokio.

Publicidad

“En un momento en que la sociedad digital está entrando en un período de cambios importantes, es de gran importancia que el G7 se reúna y debata al respecto”, añadió el ministro japonés en declaraciones recogidas por la cadena pública japonesa NHK.

El documento que se prevé adoptar en la reunión buscará impulsar iniciativas sobre la gestión de las IAs en medio de la rápida proliferación de las herramientas con esta tecnología y las preocupaciones surgidas sobre potenciales fugas de datos de los usuarios, según recogen los medios locales.

Se espera que de la reunión salgan varios compromisos en lo que a la gestión de inteligencias artificiales se refiere, así como la distribución segura de datos y los estándares de comunicaciones 6G.

Publicidad

España apoya el desarrollo de la inteligencia artificial, pero en línea con democracia

Actualmente cada país cuenta con sus propias regulaciones sobre IA, ajustados a sus respectivos sistemas legales. El G7 aspira a sentar las bases para esbozar un plan común que allane el camino hacia la creación de nuevos sistemas que favorezcan los intercambios internacionales y donde el sector público y privado colaboren.

De hecho, los responsables de varias de las empresas punteras del sector han visitado Japón en las últimas semanas, en pleno boom de plataformas como ChatGPT y con el debate ya abierto sobre la regulación de las inteligencias artificiales a nivel global.

Publicidad

La visita más reciente ha sido la del vicepresidente de Políticas Públicas Global de Amazon Web Services, Michael Punke, que en una entrevista con el diario económico Nikkei este viernes manifestó su opinión de que la IA es “demasiado amplia” y “no debería haber ninguna regulación” al respecto.

A principios de abril, Sam Altman, el CEO de OpenAI, la empresa que está detrás de ChatGPT, visitó el archipiélago y mantuvo una inusual reunión con el primer ministro japonés, Fumio Kishida. (I)