Luis Oswaldo Espinoza Marín se suicidó luego de que lo denunciaran cientos de personas por una estafa millonaria en bienes y raíces. El suceso ocurrió en el estado de Jalisco, México, el pasado viernes 5 de agosto.

El acusado colgó un video en sus redes sociales explicando lo sucedido, pidiendo disculpa a sus familiares y exhortando a las víctimas que no tomen represalias contra sus seres queridos, ya que no estaban en conocimiento, publicó El Universal de México.

Estafan a mujer por 500 dólares por boletos para concierto de Bad Bunny en Puerto Rico

Acepta la culpa de un fraude millonario y se suicida

Agentes de la Fiscalía del estado de Jalisco procedieron a catear la vivienda de Espinoza Marín y cuando ingresaron, el sujeto disparó en dos ocasiones al aire y segundos después, cuando los funcionarios se resguardaron, se disparó él mismo.

Los policías investigadores encontraron su cuerpo en la alcoba, el arma y una carta póstuma en la que, según la Fiscalía, explica por qué tomó la decisión de suicidarse tras ser acusado de un fraude millonario.

Publicidad

Minutos antes, Espinoza Marín publicó en sus redes sociales un video donde reconoció que había perdido todo a causa de “sobrehipotecar” los inmuebles que había adquirido con las inversiones de sus clientes.

“Durante 29 años pagué a cabalidad todas las obligaciones a todos y cada uno de mis inversionistas, actualmente ya no puedo seguir adelante, todo el dinero que me dieron de inversiones está invertido en bienes raíces que están hipotecados”, comenzó su relato.

Durante el video, contó que sus familiares no tienen nada que ver con sus actos. “Ni mis familiares, ni mis compañeros de trabajo, ni mi esposa, ni mis hijos, a quienes pido perdón igual que a mis clientes, utilizaron de manera fraudulenta los recursos, el responsable, éticamente, civil, penal e histórica soy yo, suplico no sigan represalias sobre gente inocente”, señaló.

Luis Oswaldo también reconoció que engañó a todos, incluyendo a su esposa, a quien convencía de que firmara documentos en blanco para él manipularlos.

Publicidad

“No puedo seguir adelante con mi vida. Los últimos seis meses me siento anímicamente, física y moralmente destrozado, lo he perdido todo”, continuaba su relato.

Espinoza Marín solicitó a las autoridades que protejan a su familia, pues aseguró que algunos clientes, de quienes reveló la identidad, lo amenazaron en distintas ocasiones.

“Que solo Dios me juzgue”, así concluyó su mensaje, publicado el pasado sábado 6 de agosto a las 3:45 de la tarde antes de que llegaran las autoridades a su vivienda.

Estafó a 10 mil personas

El viernes fue cuando comenzó a hacerse pública la historia de Espinoza Marín, cuando 130 personas denunciaron y protestaron a las afueras de la Fiscalía de Jalisco en contra de la empresa Asesores Jurídicos Profesionales (AJP), a la que entregaban dinero para la adquisición de bienes inmobiliarios a cambio de comisiones.

Publicidad

La Fiscalía recaudó 130 denuncias, pero según los afectados pueden ser más de 10 mil las víctimas, quienes, además, contaron que durante un tiempo, el despacho les pagaba mensualmente el 2% de lo que habían invertido y parecía ser un negocio solvente.

Sin embargo, al dejar de recibir los pagos y comenzar a investigar a Luis Oswaldo Espinoza Marín, descubrieron que la empresa no estaba registrada y él era una persona sin ningún rastro en alguna base de datos.

Las alarmas se encendieron y comenzaron a protestar y denunciar. En dos días, luego de recibir las denuncias, la Fiscalía de Jalisco investigó al sujeto y el sábado por la tarde allanaron tanto la sede, ubicada en la colonia Ladrón de Guevara, en Guadalajara, como su casa, localizada en el Fraccionamiento Virreyes, en el municipio de Zapopan. (I)

Te recomendamos estas noticias