A propósito del estreno del documental “Caníbal, indignación total”, que aborda el femicidio en México y en particular, el caso de Andrés Filomeno Mendoza Celis, “El caníbal de Atizapán”, el hombre que asesinó al menos a 30 mujeres.

El mexicano de 74 años, quien paga una condena de cadena perpetua en la cárcel de Tenango del Valle, en el Estado de México, desollaba a sus víctimas y se las comía, según todas las evidencias que hallaron en su vivienda y las confesiones del propio criminal.

Joe Metheny, el asesino en serie que vendía hamburguesas con la carne de sus víctimas

¿Por qué no es saludable el canibalismo?

Esta bestialidad no es una dieta recomendada para ningún ser vivo. Comernos unos con otros no es lo más adecuado, en lo que nutrición se refiere, pues la carne humana es una fuente de calorías sorprendentemente baja en comparación con otras carnes rojas, publicó Saludiario.

El músculo humano contiene aproximadamente 1.300 calorías por kilogramo. Eso es mucho menos que la carne de vaca y nada comparado con la carne de oso o jabalí, por poner algún ejemplo, según estudios.

Publicidad

La AsapSCIENCE asegura que el canibalismo tiene como principal riesgo los priones. Un prion es una versión de una proteína normal que tiene una alteración en su forma y que no solo pierde su función, sino que se vuelve infeccioso, y al entrar en un organismo sano, convierte otras proteínas sanas en priones, generando una reacción en cadena que altera la salud del individuo.

Las enfermedades causadas por priones generan huecos en el cerebro y pueden conducir a la muerte.

Po otra parte, a diferencia de otras enfermedades infecciosas, los priones no pueden eliminarse con calor o radiación. Pueden estar presentes en cualquier tejido o músculo, pero suelen aparecer en el cerebro y en los tejidos nerviosos espinales.

En resumidas cuentas, al consumir carne humana con priones, hay una probabilidad de contraer infección y esto aumenta todavía más si se consumen el cerebro.

Publicidad

“El caníbal de Atizapán”

Las autoridades cuentan en “Caníbal, indignación total”, el horror que encontraron al llegar a la vivienda de Andrés Filomeno Mendoza Celis, detenido luego de que asesinara a Reyna “N”, su última víctima y la esposa de un policía.

En el primer capítulo de la serie de televisión se abordó cómo fue la detención, desde el reporte que recibieron las autoridades para realizar el operativo hasta su captura y lo que encontraron en su domicilio.

“El Caníbal de Atizapán” mantenía restos de sus víctimas en un refrigerador. También describen que encontraron sangre en una sartén preparada con chile y otras especias, además de maquillaje y ropa de sus víctimas, machetes, cuchillos y sangre en los muebles.

La producción es un proyecto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para concientizar sobre los femicidios en el país azteca, según el presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar. (I)

Te recomendamos estas noticias