Las autoridades regionales del departamento boliviano de Santa Cruz rescataron a un centenar de animales silvestres, incluidos tres pumas, que estaban en cautiverio en una hacienda del principal sospechoso del reciente asesinato de tres agentes policiales.

“El día de ayer (jueves) se ha rescatado un centenar de animales, entre aves y mamíferos”, dijo este viernes a los medios el secretario de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación cruceña, Jhonny Rojas.

Los animales se encontraban en la hacienda “La Bendita”, en la provincia cruceña Guarayos, de propiedad de Misael N.V., el principal acusado por el asesinato de dos policías y un agente civil ocurrido el martes también en Santa Cruz.

Hasta el lugar llegó un equipo de la Gobernación de Santa Cruz junto a fiscales y agentes de la Policía Forestal y de Protección al Medio Ambiente (Pofoma), quienes hicieron un conteo oficial de la cantidad de animales silvestres hallados en el predio para su posterior rescate.

Publicidad

Entre el jueves y esta jornada han sido trasladados hasta la ciudad de Santa Cruz, la capital regional, tres pumas, tres loros barba negra, dos loros habladores, un jochi pintao (roedor hervíboro también llamado conejo pintado) y un mono araña bebé, explicó Rojas.

Biólogos, veterinarios y guardaparques permanecen en la hacienda gestionando el traslado del resto de los animales a Santa Cruz, donde serán derivados a centros de custodia autorizados, indicó.

Algunos de los animales serán liberados en sus hábitats, mientras que otros serán llevados a reservas forestales donde estarán bajo cuidado humano.

Es el caso de los tres pumas, que sufrieron un daño “irreversible” pues “ya están domesticados” y requieren alimentación y cuidados especializados, señaló Rojas.

Publicidad

Según información de la Gobernación, estos felinos serán llevados al Parque Ambue Ari, un santuario animal situado en Guarayos.

La Gobernación se ha sumado a la denuncia realizada por Pofoma contra el propietario de la hacienda, pues la tenencia de animales silvestres es un delito, recordó Rojas.

Misael N.V. está detenido desde el miércoles y es investigado por los delitos de asesinato, asociación delictuosa y tenencia, porte o portación ilícita de armas, por su presunta implicación en el asesinato a tiros de dos policías y un agente civil.

En las últimas horas la Fiscalía boliviana informó que también se le investigará por posible legitimación de ganancias ilícitas.

El sujeto es yerno del narcotraficante boliviano Jesús Einar Lima Lobo Dorado, considerado un “pez gordo” que tenía vínculos con carteles brasileños y colombianos y que fue extraditado a Brasil el año pasado. (I)