El conflicto Rusia-Ucrania sigue dejando escenas dramáticas para la historia de ambas naciones y las consecuencias de la decisión de Vladimir Putin acaba con las modernas y prósperas zonas residenciales de la pujante nación europea.

La ciudad ucraniana de Mariúpol, en el sur del país, sigue viviendo una de las situaciones más duras de la guerra en Ucrania. Rodeada por el ejército ruso, su población de cerca de 450 mil personas no puede escapar a los combates, por lo que los suministros de alimentos y medicamentos escasean desde hace varios días.

Ante este escenario, la localidad se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria, algo que reconocen tanto las autoridades locales como Moscú y la comunidad internacional, según reseñó El Español.

¿Tiene cáncer, Vladimir Putin? Su apariencia hinchada y el distanciamiento social absurdo podrían ser el resultado de un tratamiento médico

Un tanque ruso dispara contra un edificio residencial

La semana pasada se difundieron en las redes sociales impactantes imágenes de un tanque atacando a un hospital materno de la ciudad, ahora el combate se trasladó a un suburbio y el vehículo de guerra bombardea unos apartamentos residenciales en Mariúpol.

Publicidad

En los videos se puede observar la destrucción provocada por un tanque ruso, señalado con el símbolo de la “Z”, en edificios de la localidad.

Pese a la crítica situación de Mariúpol y otras zonas de Ucrania, el presidente ruso sigue sin dar su brazo a torcer y no muestra interés en rebajar la intensidad de la ofensiva. Tras una llamada con sus homólogos francés, Emmanuel Macron, y alemán, Olaf Scholz, Putin no tiene intención de parar la guerra.

El gobierno francés señaló que la situación de las localidades como la de Mariúpol es “humanamente insostenible” y descartó la versión de Moscú, que asegura que es el resultado de las acciones de las tropas ucranianas.

Rusia también aumentó los bombardeos en los alrededores de Kiev, en lo que parece su nuevo modus operandi después de que la invasión terrestre que lanzó el pasado 24 de febrero fracasara en su objetivo de conquistar el país con una ofensiva relámpago.