La noche del sábado 27 se produjo un terrible suceso para Estados Unidos, cuando un dron mató a tres militares estadounidenses e hirió a otros 25 en Jordania, cerca de la frontera con Siria.

El hecho lo confirmó la Casa Blanca en un comunicado y el primer mandatario estadounidense aseguró que se dará una respuesta. Además, atribuye el asesinato a “milicias radicales respaldadas por Irán que operan en Siria e Irak”.

“Tuvimos un día difícil anoche en Medio Oriente. Perdimos a tres almas valientes”, dijo Biden durante un viaje al estado de Carolina del Sur, antes de advertir que Estados Unidos “responderá” al ataque.

Publicidad

Hasta el viernes, se habían producido más de 158 ataques contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición en Irak y Siria, aunque los funcionarios han descrito la constante andanada de drones, cohetes y misiles como infructuosas, ya que con frecuencia no causan lesiones graves ni daños a la infraestructura. (I)