El motín en la cárcel de Tuluá, en Colombia, ha dejado hasta el momento 51 presos muertos, 24 heridos y decenas de familiares esperando en las afueras de la prisión por información acerca de los reos.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia se dirigió a las familias que se aglomeraron en Tuluá y leyó los nombres de los presos que se encontraban a salvo dentro del patio 8 del recinto carcelario. Aún así, varias personas siguen esperando por más datos acerca de cómo se inició el motín, pues no creen en las afirmaciones de que los reos iniciaron el incendio.

Al menos 49 muertos por un incendio en la cárcel colombiana de Tuluá

“Pues, por mi parte siento una tranquilidad porque sé cómo está mi esposo, pero me da mucho dolor por quienes aún no saben sobre los suyos. Yo alcancé a hablar con él sobre las 3 de la mañana y me dijo que los estaban gaseando. Además, no puedo creer que ellos mismos se hayan incendiado, es algo ilógico, sabían que se iban a quemar”, explicó a EL TIEMPO Lorena, la pareja de uno de los presos.

Expertos forenses llegan a la cárcel de Tuluá, hoy, en Tuluá, departamento de Valle del Cauca (Colombia). EFE/ Ernesto Guzmán Jr. Foto: Ernesto Guzmán Jr.

“Ellos pedían ayuda y gritaban, pero la gente no escuchó nunca las sirenas. Ellos dicen que los gasearon y eso los iba a ahogar más”, añadió la mujer.

Publicidad

Entre las quejas de los familiares de los reos se agregan las condiciones en las que viven dentro del centro penitenciario.

“Eso allá los tienen en un estado tenaz, aparte que la comida que les dan es lo peor. Hasta les dan el pollo crudo. También, hace unos días a un muchacho un guardia lo golpeó y tuvo una apendicitis”, explicó Lorena.

Por otro lado, las madres de Juan Carlos Vásquez Vásquez y de Michael Alexander Toledo anunciaron que aún no recibían información sobre el estado de sus hijos. Le comentaron a EL TIEMPO que dentro de las instalaciones hay un exceso de personas, pues no sueltan a los reos que ya cumplieron con su condena.

La funcionaria municipal de Tuluá explicó que “los fallecidos están todavía dentro de la cárcel y en camino están equipos del CTI para hacer los levantamientos. En cuanto a heridos, ya todos quedaron trasladados y los que están dentro aún es porque tienen heridas muy leves”. (I)