Un hombre y una mujer nigerianos han sido acusados formalmente de conspirar para llevar al Reino Unido a un niño con el objetivo de extraer sus órganos, según confirmó este jueves la Policía Metropolitana de Londres (Met).

Beatrice Nwanneka Ekweremadu, de 55 años, e Ike Ekweremadu, de 60 años, deben responder ante la justicia británica como sospechosos de haber "conspirado para gestionar o facilitar el viaje de otra persona con vistas a la explotación, en este caso la extracción de órganos".

Los dos permanecen actualmente bajo custodia policial antes de comparecer ante la Corte de Magistrados de Uxbridge, en el noroeste de Londres.

Ambos fueron detenidos después de que una Unidad criminal especializada de Scotland Yard pusiera en marcha una investigación después de que sus detectives recibieran una alerta sobre posibles delitos en virtud de la Legislación de esclavitud moderna.

El menor afectado se encuentra ahora atendido en un lugar seguro, según confirmó la policía. (I)