La Policía de Garland, Texas, buscaba a un adolescente de 16 años por su supuesta vinculación con dos asesinatos registrados el 14 de enero de 2024. Ofrecieron su identidad y, además, el martes 23 de enero difundieron la foto para pedirle a la ciudadanía el apoyo para poder detenerlo.

En menos de 72 horas las autoridades reportaron que el jovencito quedó arrestado. Se trata de Amancio Anton Noriz. Nuevamente imágenes del hoy aprehendido se tomaron los noticieros y redes sociales en Estados Unidos.

A Amancio lo llevarán ante la Justicia por ser sospechoso de causar las muertes violentas de Alan Chávez, de 18 años, y Rubén Santibáñez-Arzola, de 17.

Publicidad

La captura del adolescente se logró gracias al trabajo de las autoridades mexicanas. Lo atraparon cerca de Monterrey, Nuevo León, informó Telemundo 39 el viernes 26 de enero.

Amancio, agregó la cadena noticiosa, “fue deportado de México y llevado a la ciudad de Laredo, Texas por alguaciles de Estados Unidos y permanece detenido en una cárcel del condado Webb”.

Una madre demanda por 100 millones de dólares a Estados Unidos por el asesinato de su hija autista

El doble asesinato por el que señalan al adolescente

Rubén Santibáñez-Arzola y Alan Chávez eran muy buenos amigos. Los detectives indicaron que eran de la ciudad de Wylie, Texas, y hasta mediados de esta semana las autoridades no tenían claro qué los llevó a Garland, ubicada a 20 minutos de Wylie.

Publicidad

El domingo 14 de este mes, hacia las 3:15 de la tarde, los agentes de Garland recibieron una llamada en la que alertaron sobre un tiroteo en la cuadra 2300 de West Buckingham Road”, reseñó Telemundo 39.

Al llegar las comisiones, encontraron a los dos jóvenes que les arrebataron la vida a balazos.

Publicidad

A través de videos de vigilancia, difundió Univisión, los detectives establecieron que Alan y Rubén se reunieron con otro chico en un estacionamiento. “Ese tercer joven era Amancio”.

“En un momento dado”, explicaron investigadores, “el encuentro pareció volverse agresivo y fue cuando, al parecer, Noriz disparó a los otros dos adolescentes y huyó en un vehículo”.

“Hola, soy el asesino de los hermanos”: se entregó el presunto criminal que mató a golpes a tres ancianos por una deuda

El presentimiento de la madre de una de las víctimas de Garland, Texas

Martha Soto, madre de Alan Chávez, está destrozada. Aún no puede creer que hayan asesinado a su “bebé”.

“Exijo justicia y que me respondan”. De su hijo y “su amiguito Rubén” manifestó a Univisión: “Eran unos niños buenos”.

Publicidad

Narró que su hijo salió de su vivienda pasado el mediodía de ese domingo. La mujer aseguró que hacia las 3:00 de la tarde tuvo un presentimiento.

Alan no volvía y ni él ni Rubén contestaban sus celulares. Marta Soto, sumamente angustiada, dijo a sus otros dos hijos: “Algo pasa”.

Tuvo un presentimiento: “Era una presión en el pecho me decía que algo le estaba pasando a mi bebé, que algo le estaban haciendo, que estaban acabando con su vida”, describió a Univisión.

La llamada más dolorosa la recibió un hermano de Alan. Le hablaron del tiroteo.

“Yo pedía a Dios que no fuera mi niño, que no fuera él, pero sí era él… era él, habían acabado con él, acabaron con su vida”, señaló la madre.

Alan vivió en Garland y aún frecuentaba una barbería de esa ciudad; también iba a comer. Cerca de una taquería que frecuentaba cayó mortalmente herido. A pocos metros, su amigo, recordó Soto para Univisión.

La progenitora dijo que no reconoce al sospechoso, a Amancio. Entre lágrimas, aferrada al retrato de su hijo, expresó a Telemundo 39: “Desbarataron nuestras vidas”. (I)

Te recomendamos estas noticias