La Policía colombiana capturó en Bogotá a once personas, entre ellas siete funcionarios públicos, que eran parte de una red criminal transnacional que suministraba documentos falsos a migrantes que iban a Estados Unidos, España o México, informó este lunes la Policía.

Durante la investigación se tuvo conocimiento de que esta organización al margen de la ley cobraba hasta 35 millones de pesos (casi 9.000 dólares) por cada migrante que “contrataba sus servicios, al que garantizaba su salida segura del país”.

En diferentes allanamientos realizados en Bogotá, dijo la Policía en un comunicado, fueron capturados “seis funcionarios de la Registraduría Nacional del Estado Civil (que expide la cédula de ciudadanía con la que se identifican los colombianos en el país) y uno de Migración Colombia”.

Publicidad

Más de 100.000 migrantes han cruzado el Darién en lo que va de 2024, según autoridades de Panamá

Los otros cuatro capturados son la jefa de la organización criminal, Lucía Parra Rojas, y tres de sus familiares, detalló la Policía.

La red se encargaba de coordinar el desplazamiento aéreo y salida segura del país de migrantes venezolanos, cubanos y dominicanos, principalmente con destino a los países de México, EE. UU. y España. Incluso les daban pasaportes, que al igual que los otros documentos eran falsos.

“Se pudo determinar que más de 20.000 registros civiles de nacimiento fueron expedidos por esta organización”, añadió la información policial.

Publicidad

Las autoridades rastrean los bienes de cada uno de los miembros de la organización para establecer cuáles fueron comprados con dineros ilícitos y proceder a expropiarlos.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes y deberán responder por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico de migrantes agravado, entre otros. (I)