Los crímenes de guerra cometidos por Vladimir Putin en el conflicto Rusia-Ucrania, siguen dejando terror y estupor en el mundo entero. Y en su lucha de exigir que sean condenados estos actos, el presidente Volodimir Zelenski mostró unas fotografías que describen la desesperación del pueblo ucraniano.

Una foto de una madre ucraniana se hizo viral en las redes, en su intento de preservar la vida de su pequeña hija, evidencia que enarboló el mandatario para alzar su voz nuevamente pidiendo castigo para el poder de destrucción y ensañamiento de las tropas rusas sobre civiles, en especial niños.

En una intervención en el Congreso de los Diputados en España, el presidente se refirió a este método sobrevivencia que denota el temor de las mujeres de que sus descendientes queden huérfanos y la deriva sin ningún progenitor que los ampare.

Esta es la terrorífica predicción de “Baba Vanga” sobre la guerra de Ucrania: La vidente búlgara vaticinó la caída de las torres gemelas

Madres ucranianas escriben información familiar en espaldas de sus hijos

La inocencia de los niños no permiten que vean el peligro y terror que los acecha. En su afán de proteger a sus retoños, las madres ucranianas están escribiendo en la piel la información familiar que le permita conocer a terceros, un paradero, en caso de que sean asesinados y sus pequeños sobrevivan.

Publicidad

Oleksandra Makoviy tomó la decisión de escribir el nombre y apellido en la espalda de su hija, como la vía para ofrecer alguna información que garantice que su hija será identificada y entregada a un familiar.

En la foto se observa a la niña en pañales y de espalda, con un manuscrito en su piel en la que se puede leer toda la información a bolígrafo: Nombre, apellido, fecha de nacimiento y teléfono.

La pequeña se llama Vera Makoviy y nació el 10 de noviembre de 2019, y debajo de estos datos está un número de contacto.

Sobre esta desgarradora imagen, Zalenski fue enfático en su llamado y mostró con elocuencia el método de sobrevivencia que una madre tomó para salvar a su heredera.

Publicidad

“Imaginen a las madres que escriben con bolígrafo en la espalda de su hijo su nombre y un contacto de alguien cercano por si los ocupantes matan a los padres, para que este niño tenga una pequeña posibilidad de ser salvado”, reseñó el diario El Mundo.

Tal como lo refiere el medio español, se trata de una nueva “cédula de identidad ucraniana epidérmica”, que sustituye a una digital. Para algunos podría tratarse de un juego, pero para las cientos de mujeres de ese país de Europa, es una forma de salvarlo, ante un peligro latente que es morir en la guerra.

En su cuenta Instagram, Oleksandra describe el conmovedor momento en el que con su manos temblorosas grabó la información sobre su hija de 2 años, el primer día de la guerra.

Y con unas palabras aún más emotivas, describió el horror que deja una guerra y cómo acabó con los momentos felices de su familia.

Publicidad

“Lo firmé con mis manos temblando mucho (…) Ya sabes lo que es despertarse con los sonidos ensordecedores y potentes de las explosiones que se escuchan a decenas de kilómetros. Estuve temblando durante las primeras horas como tú”, escribió la mujer ucraniana.

Relató que hasta tuvo la “loca idea” de tatuarla con esa información, con tal de que no se perdiera, si ella llegaba a morir.

“Firmé a Vera por si nos pasaba algo, y alguien la recogía como superviviente, sino se perderá (...) Entonces incluso un pensamiento loco cruzó por mi mente: ¿por qué no la tatué con esta información?”, dijo.

Makoviy señala que ya están en algún lugar seguro (en Francia), pero aún no se atreve a sacar de su bolsillo un papel con toda la información de su hija.

Las redes sociales se han encargado de viralizar el dramo ucraniano, con mujeres que tratan de velar a costa de lo que sea, por las vidas de sus hijos. (I)