Los ucranianos continúan demostrando al mundo que están dispuestos a defender su tierra a capa y espada en el conflicto Rusia-Ucrania. Otra nueva historia sale a la luz, esta vez se trata de “Carbón”, nombre clave de la francotiradora que está siendo comparada con la leyenda de la Segunda Guerra Mundial, “Lady Muerte”.

Sus compañeros del ejército ucraniano, quienes también cuentan con el apoyo del letal francotirador canadiense, “Wali”, publicaron fotografías de “Carbón” con el rostro parcialmente cubierto para no revelar su identidad, según reseñó Independent.

La historia llena de coraje de Illia Samoylenko: El militar que es un héroe de Mariupol defiende Ucrania sin un ojo y con un brazo artificial

“Carbón”: la francotiradora comparada con “Lady Muerte”

La letal tiradora se unió a las fuerzas armadas de Ucrania en 2017. Desde entonces, lucha contra las tropas rusas separatistas en el este del país, aunque posterior a esa batalla se tomó un descanso en enero, receso que no duró mucho, pues desde el 24 de febrero que Vladimir Putin ordenó la “operación militar especial”, ella retomó su arma de reglamento.

“¡Debemos eliminarlos a todos!”, dijo en un mensaje compartido por el ejército ucraniano. “Estas personas no son seres humanos. Incluso los fascistas no eran tan viles como estos orcos. Debemos derrotarlos”, agregó.

Publicidad

“Carbón” forma parte de la línea de francotiradoras ucranianas, solo detrás de la leyenda Lyudmila Pavlichenko “Lady Muerte”, quien mató supuestamente a más de 300 alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Quién fue la francotiradora Lyudmila Pavlichenko “Lady Muerte”?

La tiradora leyenda del ejército rojo defendió a Odesa y Sebastopol de los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Por sus hazañas en el campo de batalla, Lyudmila Pavlichenko ganó el premio Héroe de la Unión Soviética, el premio militar más alto de la URSS, según reseñó la ABC.

El gobierno de Iósif Stalin la nombró heroína y le adjudicó 309 asesinatos oficiales. Sin embargo, sus hazañas siguen en debate, pues las exageraciones fabricadas por el gobierno de aquél entonces para levantar el ánimo de sus soldados eran muy común.

Algunos analistas siguen considerando que la cifra de Pavlichenko es “excesiva”, aunque, por otra parte, muchos la recuerdan como una heroína sin importar si la cifra es real o fue exagerada.

Publicidad

En 1941, cuando Adolf Hitler lanzó la Operación Barbarroja (el ataque masivo sobre la U.R.S.S. tras un gigantesco bombardeo de la Luftwaffe), Pavlinchenko tenía 24 años y se encontraba estudiando historia en la Kiev State University. Ella decidió presentarse en una oficina de reclutamiento para enfrentarse al invasor germano y los asombrados militares le ofrecieron varios trabajos que creían más apropiados para una mujer.

Con experiencia en tiro, la ucraniana presentó una prueba de puntería y la superó sin problemas, lo que le otorgó el pase a la misión casi de inmediato.

Se dice que en Odesa acabó con 187 soldados en apenas diez semanas y tras sufrir dos conmociones cerebrales y una herida menor, según sus biógrafos.

Luego de la caída de Odesa, llevó sus armas a Sebastopol, donde combatió hasta la extenuación. En esta posición estuvo ocho meses. Semanas más que duras en las que demostró su pericia y su resistencia aguantando las bajas temperaturas y comiendo insectos.

Publicidad

Fue durante su estancia en Sebastopol cuando Lyudmila Pavlichenko comenzó a hacerse un hueco entre los mejores tiradores del Ejército Rojo. Según su biografía, fue precisamente en esta ciudad donde mantuvo decenas de duelos con francotiradores nazis enviados específicamente para acabar con ella y aumentando su cifra de bajas a 309.

La mujer militar falleció el 10 de octubre de 1974, a los 58 años por un accidente cerebrovascular y sus últimos trabajos en el ejército fueron sin pena ni gloria, pero sigue siendo recordada como la leyenda “Lady Muerte”. (I)

Te recomendamos estas noticias



Publicidad