Cientos de cubanos se arremolinaron el lunes cerca del consulado de Costa Rica en La Habana, al enterarse que ese país les impuso una visa de tránsito que complica sus planes de emigrar a Nicaragua.

Desde que Nicaragua eliminó en noviembre la visa a los cubanos, muchos isleños tratan de emigrar a través de Costa Rica para llegar a Estados Unidos, o van a comprar productos que revenden en la isla, inmersa en una fuerte escasez de alimentos y medicinas.

Los cubanos molestos lanzaron múltiples reclamos a una calle del consulado, debido a que la policía les impidió acercarse a la representación consular.

Visa para ciudadanos de Venezuela, Cuba y Nicaragua

Costa Rica ahora exige visado a los venezolanos, nicaragüenses y cubanos que quieran ingresar al país. La medida de la Dirección de Migración y Extranjería entró en vigor desde este lunes. Según la directora de la agencia del país centroamericano, Raquel Vargas, la decisión fomenta “una migración ordenada, segura y regular”

Publicidad

“Visa de tránsito a partir del 21 de febrero de 2022″, reza una pequeña circular colgada en la reja de consulado, ubicado en la 5a Avenida de Miramar, un elegante barrio de La Habana.

“Aplica para todas las personas nacionales de Cuba, Nicaragua y Venezuela que deban ingresar a los aeropuertos internacionales de Costa Rica con la finalidad de efectuar el cambio de aeronave y/o de aerolínea por un periodo máximo de 12 horas”, indica el mensaje.

Cuba vive su peor crisis económica en 27 años, arrastrada por la caída del turismo durante la pandemia y por el endurecimiento del embargo impuesto por Estados Unidos, que agravó la escasez.

“Esto no se le hace a nadie porque, ¿cuántos miles de dólares nosotros hemos invertido?”, dijo a la AFP Dainerys García, una manicurista de 37 años que llegó con su esposo el lunes en la mañana desde la provincia de Holguín, en el este de Cuba, y comía un refrigerio en el césped.

Publicidad

Ante la poca oferta de vuelos directos a Managua, la pareja volaría el martes en la madrugada a Cancún, de donde viajaría sin salir del aeropuerto a San José, Costa Rica y luego a El Salvador para finalmente ir a Nicaragua. Un periplo que les costó más de 3.000 dólares a cada uno.

“Nos enteramos por las redes, venimos hoy a prever si nos toca algún cambio de última hora y nos encontramos aquí lleno de personas”. Muchos de los que acudieron “volaban hoy, fueron al aeropuerto y les dijeron que no les iban a permitir volar”, añaden desconcertados, dudando que puedan reprogramar todo su itinerario.

“Nos cierran todas las puertas a los cubanos”, dijo otro joven de la provincia de la central provincia de Sancti Espíritus que en cuatro días tendría que volar a Nicaragua con escalas en Panamá y San José. Con sus tres amigos pensaba pasar la noche en un parque cercano al consulado. (I)