Dos días después de las históricas protestas masivas en Cuba se ha confirmado el primer muerto, mientras el Gobierno insiste en culpar a EE.UU.

Las autoridades confirmaron este martes el primer muerto en las protestas, un ciudadano de 36 años de edad que falleció el lunes durante un enfrentamiento con agentes en el Consejo Popular Güinera del municipio de Arroyo Naranjo, un barrio marginal en el sur de La Habana donde los vecinos se lanzaron a las calles al grito de “libertad”, según muestran videos difundidos en las redes.

Denuncian aumento de la represión tras protestas en Cuba

Además del fallecido, varias personas fueron detenidas y otras sufrieron lesiones, entre ellos agentes de la autoridad, en el suceso de Güinera, que el Gobierno atribuyó a un acto de vandalismo del grupo de vecinos, al que acusó de agredir primero a los policías.

En todo caso, el Ejecutivo de Díaz-Canel no se desvió hoy un ápice de su argumentario y su canciller, Bruno Rodríguez, compareció para recordar quién es a su juicio el único culpable de la crisis en Cuba: Estados Unidos.

Publicidad

El canciller acusó a Estados Unidos de financiar una campaña mediática en las redes sociales para promover un cambio de régimen en la isla mediante levantamientos ciudadanos.

Las manifestaciones ciudadanas iniciadas el domingo en toda Cuba han sido las más importantes en 60 años, con el único precedente del “maleconazo” de agosto de 1994, limitado a La Habana.

NTERNACIONAL CUBA Youtuber cubana retenida por funcionarios en plena entrevista con medio español

El ministro cubano de Exteriores calificó las protestas masivas antigubernamentales del domingo como “disturbios”, y atribuyó el apagón de internet móvil en toda la isla a los problemas financieros que vive su país.

“El país está viviendo estos días una situación compleja, el acceso a la información de nuestro pueblo es un derecho, está claro que hay condiciones complejas que se reflejan no solo en el derecho a la información, se reflejan en el derecho a la alimentación, estamos pasando dificultades”, argumentó en una conferencia de prensa en La Habana.

Poco después de que el domingo comenzaran a extenderse las manifestaciones por todo el país en medio de una grave crisis económica y sanitaria, el servicio de internet móvil quedó deshabilitado y dos días después aún no funciona.

El monopolio estatal de las telecomunicaciones Etecsa no ha dado ninguna explicación, y tampoco el Gobierno hasta que hoy el canciller, sin más detalles, comparó el apagón a “las interrupciones de la electricidad” y las “dificultades evidentes en la alimentación” o el transporte.

Publicidad

“Estos días ha habido falta de fluido eléctrico que repercute también en el funcionamiento de las redes, los nodos, los servidores y las telecomunicaciones”, indicó, y agregó más adelante: “en un país en que tenemos una situación de falta de medicamentos agudizada, es verdad que faltan datos pero faltan medicamentos también”.

Congresistas cubano-estadounidenses y dirigentes del exilio pidieron hoy presidente de EE.UU., Joe Biden, que se haga lo necesario para restablecer el internet al pueblo cubano, mientras la embajada de ese país en La Habana tuvo que aclarar en Twitter que no está ofreciendo wifi gratis pero instó al Gobierno “a restaurar todas las formas de conectividad”.

Rodríguez aseguró que EE.UU. ha hecho un uso “obsceno” de la manipulación de datos y de su “monopolio” de las herramientas de alta tecnología en una “operación comunicacional de alta envergadura” y de “desinformación” para desacreditar al Gobierno cubano y lograr un cambio de régimen.

“Es una operación política, una agresión del Gobierno de Estados Unidos que hoy no necesita misiles y que tiene gran capacidad para la guerra no convencional o virtual”, manifestó.(I)