Los cambios de prioridades en las órdenes de deportación benefician a la comunidad de migrantes, a cerca de un millón y medio de personas, porque se retoman tres que se habían establecido el 3 de abril de 2022.

Así lo informó el abogado Héctor Benítez en un espacio de la cadena Telemundo.

Esas tres prioridades son las que atenten contra la seguridad de la nación, las que atenten contra la seguridad pública (las personas que cometan delitos graves) o la que en Estados Unidos llaman la seguridad de frontera, para las personas que sean aprehendidas en el momento de cruce o las que hayan ingreso luego del 1 de noviembre de 2020.

Publicidad

Estados Unidos recordó a migrantes ecuatorianos que su frontera “no está abierta”

Qué significan esos cambios en órdenes de deportación

Según Benítez, “eso significa que hay una cantidad importantísima de personas que no están en este contexto de prioridades de deportación que van a poder hacer uso de nuevo de la figura de la discreción procesal de fiscal en materia de inmigración para poder lograr, probablemente, la terminación de su proceso de juicios o casos de corte”.

Señaló que si la persona está en un proceso de detención migratoria va a tener la opción, nuevamente, de plantear una revisión de lo que sería su posible liberación para ver si se puede tener el juicio en libertad o incluso terminarlo; o ‘congelar’ el procedimiento si la persona desea seguir con el trámite.

“No saben a dónde se llevaron a sus hijos y parejas”: abogada asegura que separan a familias de migrantes en la frontera de Texas

Las personas que no hayan cometido crímenes o que no hayan sido detenidos en el intento de cruce podrán acogerse a la figura de la discreción procesal.

Héctor Benítez, abogado

¿Aplica el cierre administrativo o terminación del caso?

Sí, aplica, sostuvo el abogado, porque debe recordarse que cuando una persona está en un proceso de deportación el Gobierno está activamente buscando que sea deportada.

Publicidad

“Entonces, el cierre administrativo permite ‘congelar’ el expediente, que no avance y, por ende, no se enfrenta a una decisión, pero esa persona tiene la petición de asilo que aun existe. De esa manera, puede pedir permisos de trabajo”.

Mientras que el caso de terminación del proceso de corte permite que la persona vuelva a la jurisdicción del USCIS y eso la habilita para buscar otros alivios migratorios, como el matrimonio y obtener una residencia por esa vía, sin problemas, explicó el experto consultado en Hoy Día, de Telemundo, por la presentadora Penélope Menchaca.

Publicidad

Si la persona tiene orden de deportación y no ha cometido delitos graves esto da cierta tranquilidad, puede estar en la calle y las agencias de seguridad no van a estar buscándola para aprehenderla y deportarla.

Estarán pendiente de si tienes lazos familiares, condiciones de buena conducta moral, probablemente declara los impuestos… con estos elementos esa persona no va a ser objeto de la ejecución de la orden de deportación, salvo que sea un criminal o venga de un país en el que formó parte de esquemas que atenten contra la seguridad de los Estados Unidos o que llegó a ese país después del 1 de noviembre de 2020.

Lo que se ha dado a conocer sobre los cambios en las órdenes de deportación trae beneficios a la colectividad, si necesita aclarar otras dudas recurra a un abogado calificado en estos temas migratorios. (I)

Te recomendamos estas noticias