Funcionarios de salud de Massachusetts y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) confirmaron el miércoles el primer caso humano de viruela del simio, en un hombre adulto que había viajado recientemente a Canadá.

Es el primer caso confirmado del virus en EE. UU. este año, y el primero desde que un hombre en Texas fue hospitalizado con él el verano pasado.

El anuncio oficial ocurre el mismo día en que los funcionarios de los CDC de Estados Unidos dijeron que estaban monitoreando hasta seis casos potenciales del virus después de que se descubrió que los estadounidenses habían viajado al país en un avión que incluía a otro pasajero infectado.

Las autoridades no revelaron si este hombre de Massachusetts estaba entre el grupo de casos sospechosos.

Publicidad

Los individuos se sentaron en un radio de tres filas de un pasajero británico en un vuelo de casi siete horas desde Nigeria al Reino Unido el 4 de mayo. Más tarde se convirtió en el primer caso confirmado en Estados Unidos. La Dra. Jennifer McQuiston, alta funcionaria de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dijo a STAT News que los pacientes estadounidenses serían monitoreados durante 21 días.

Hasta ahora, se han confirmado un total de 12 casos en Europa en el brote global, con 24 personas siendo investigadas por el virus en el Reino Unido, Portugal y España.

Las infecciones son más comunes en África central y occidental, donde generalmente resultan del contacto directo con animales infectados. Pero el virus también se puede propagar a través del contacto directo con lesiones infecciosas en la piel, o por la tos y los estornudos de alguien con sarpullido de viruela de simio. Hasta uno de cada 10 casos es fatal, pero la cepa que se propaga a nivel mundial es más leve y se cree que tiene una tasa de mortalidad de aproximadamente uno de cada 100, similar a la de Covid-19 al comienzo de la pandemia.

Síntomas

Los síntomas iniciales de la viruela del simio incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento. Pero su característica más inusual es una erupción que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, comúnmente las manos y los pies.

La erupción cambia y pasa por diferentes etapas antes de finalmente formar una costra, que luego se cae. (E)