Este martes, Colombia anunció su primer caso de hepatitis aguda de origen desconocido en niños. El Instituto Nacional de Salud (INS) dio a conocer que se trató de un menor de 2 años de edad que tras los exámenes respectivos se confirmó su diagnóstico.

El niño había sido diagnosticado con una hepatitis colestásica con falla hepática además de positivo para COVID-19 y adenovirus. En total su cuadro clínico duró seis semanas y ya fue dado de alta.

A diferencia de otros casos que se han reportado, el menor no llegó a necesitar un trasplante de hígado.

La hepatitis aguda infantil se asocia con ocho síntomas. ¿Qué hacer frente a una alerta?

El número de casos globales de hepatitis infantil aguda de origen desconocido desde que esta enfermedad se detectó a principios de abril se elevó a 650 en 33 países, indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS), que detalló que nueve de los niños fallecieron y 38 necesitaron un trasplante de hígado.

Publicidad

Un 58 % de los casos se han diagnosticado en Europa y el Reino Unido, donde primero se reportó esta enfermedad el 5 de abril, es el país con más contagios confirmados (222), seguido de Estados Unidos (216), Japón (31), España (27) e Italia (21).

Óscar Barreneche, representante de la OPS/OMS en Ecuador: Los mecanismos de vigilancia (del COVID) se están relajando y eso ya se vuelve un problema

Otros 99 casos son sospechosos de haber contraído esta enfermedad, cuyas causas siguen siendo desconocidas y continúan bajo investigación, señaló el informe de la OMS.

Tres cuartas partes de los casos se han dado en niños menores de cinco años, mientras que en al menos 181 se identificó un adenovirus, patógeno que causa con frecuencia hepatitis infantil aunque en raras ocasiones desarrolla formas agudas de la enfermedad. (I)