Una ‘supertierra caliente’ no habitable, situada a 26 años luz del Sol, fue descubierta por un equipo científico internacional liderado por el Instituto Max Planck de Astronomía alemán con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Este hallazgo servirá para estudiar las atmósferas en los exoplanetas, se indica en una publicación del sitio web 20 minutos.

La detección se realizó principalmente mediante el instrumento ‘Carmenes’ y los datos encontrados se publicaron en la revista ‘Science’. Los investigadores consideran que este hallazgo puede ser la ‘piedra de Rosetta’ que permita estudiar exoplanetas habitables en el futuro.

El hallazgo de un planeta con tres soles entusiasma a los científicos

Este planeta ha sido denominado Gliese 486b, presenta 2.8 veces la masa de la Tierra y un tamaño un 30% mayor, por lo que se trata de un planeta rocoso, como la Tierra o Venus. Gira alrededor de su estrella en una órbita circular cada 1.5 días a una distancia de 2.5 millones de kilómetros, según información proporcionada por el CSIC.

Publicidad

El sol de este planeta recientemente hallado es la estrella enana roja Gliese 486, mucho más débil y fría que el Sol, pero su proximidad genera unas condiciones tórridas, con una temperatura en superficie mínima de unos 430 grados.

Una extraña señal proveniente de Próxima Centauri está siendo investigada como un indicio de vida extraterrestre

Los cálculos realizados con los modelos existentes de atmósferas planetarias señalan la posibilidad de que el planeta conserve una tenue atmósfera, de modo que se trataría de un candidato ideal para realizar estudios atmosféricos.

“La cercanía al Sol de este exoplaneta es emocionante porque será posible estudiarlo con mayor detalle utilizando telescopios como los próximos Telescopio Espacial James Webb y el Extremely Large Telescope”, explicó Trifon Trifonov, del Instituto Max Planck de Astronomía, investigador principal del hallazgo.

Por primera vez, científicos detectan una emisión de radio que parece venir de un exoplaneta

“El descubrimiento de Gliese 486b ha sido un golpe de suerte. Si hubiera estado un centenar de grados más caliente, toda su superficie sería de lava y su atmósfera consistiría en rocas vaporizadas” señaló José Antonio Caballero, investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) y coautor del estudio. “Por otro lado, si Gliese 486b fuera un centenar de grados más frío, no habría sido adecuado para observaciones de seguimiento”, añadió. (I)