El asombroso caso de Bruce McArthur, el jardinero de Toronto, Ontario, Canadá, que durante siete años estuvo asesinando a personas de la comunidad LGBTIQ+ sigue conmocionando al mundo tal cual una película de un asesino en serie.

El sujeto que para ese entonces tenía 67 años, a pesar de ser entrevistado por la policía en varias ocasiones, nada lo señalaba como principal sospechoso, hasta que encontraron su nombre en la agenda de una de sus víctimas.

Niño mata a su amigo de 11 años jugando al famoso juego “El Sicario”: Los menores estaban solos en una habitación manipulando el arma

Bruce McArthur: El jardinero que asesinaba y “sembraba” a sus víctimas

Su modus operandi era citar a homosexuales a través de una aplicación para citas. Hablaba y acordaba verse con su víctima y en su mente solo había un objetivo: asesinarlos.

Mientras unos reportes señalan que fueron al menos ocho personas, otros aseguran que fueron más. Majeed Kayhan, de 58 años; Soroush Mahmudi, de 50; Skandaraj Navaratnam, de 40; Andrew Kinsman, de 49; Dean Lisowick, de 47; Abdulbasir Faizi, de 42 años y Kirushnakumar Kanagaratnam, de 37, son algunos de los que McArthur asesinó y los únicos a los que se pudo identificar, escribió El Universal.

Publicidad

Así descubrieron a Bruce McArthur

El sujeto tenía antecedentes penales por violencia. En 2003 fue acusado de golpear a su expareja en la cabeza y en el año 2013 fue la primera vez que se le entrevistó sobre la desaparición de tres de sus víctimas, pero no logró ser acusado por estos casos.

De pronto apareció una pista que lo convirtió en el principal sospechoso. Andrew Kinsman, una de sus víctimas, tenía el nombre “Bruce” escrito en su agenda precisamente en la fecha en que desapareció.

La investigación se redujo cuando algunas cámaras de seguridad corroboraron que Kinsman se subió a un carro Dodge Caravan rojo, el modelo de este auto correspondía a la adquisición de solo cuatro personas, entre estas Bruce McArthur.

Cuando el vehículo fue rastreado se confirmó la presencia de Kinsman antes de ser asesinado, y había restos de sangre y semen del hombre.

Publicidad

Sin embargo, para estar más seguros, la policía no alertó a McArthur y dejaron que actuara nuevamente. Así sucedió y se citó con otro hombre identificado como John, con quien se dirigió a su casa para un nuevo encuentro, acto seguido lo esposó en la cama y procedió a ponerle una bolsa de plástico en la cabeza.

Las autoridades tocaron a su puerta y salvaron a John de ser la siguiente víctima mortal y eso fue todo para el asesino en serie de Toronto.

El juicio de Bruce McArthur

El juicio se llevó a cabo en el 2019. Durante el litigio, las pruebas fueron entregadas como evidencia con la advertencia del fiscal por las imágenes “tan delicadas que podrían afectar la salud mental de quienes pudieran observarlas”.

Las fotografías fueron extraídas de la computadora del asesino, donde las guardaba en carpetas con los nombres de cada una de sus víctimas, a quienes luego de asesinar, las acomodaba en poses específicas para fotografiarlas. Además, les afeitaba la cabeza para guardar luego su cabello en bolsas plásticas.

Publicidad

Lo más impactante del caso es, que McArthur descuartizaba a sus víctimas y las sembraba en las macetas de las casas donde ofrecía sus servicios como jardinero.

Por ello, Bruce McArthur fue condenado en 2019 a cadena perpetua sin posibilidad de solicitar la libertad condicional antes de 25 años y hoy en día, con 70 años, está recluido en el Centro de Detención Sur de Toronto y lo mantienen bajo estricta vigilancia. (I)

Te recomendamos estas noticias