La nueva especie de dinosaurio encontrada en Queensland, Australia, se parecía a los antiguos braquiosaurios, pero eran todavía más grandes y pesados. Fue denominado Australotitan.

El Australotitan cooperensis podría haber pesado hasta 70 toneladas. Esta podría tratarse de la especie más grande de toda Australia y uno de los animales más masivos del mundo prehistórico.

Trece años más tarde, los investigadores del Museo de Historia Natural de Eromanga (ENHM) identificaron que podría tratarse de una especie completamente diferente y autóctona del país. Es por esto que los restos podrían tener hasta 90 millones de años en la Tierra.

La cofundadora del Museo de Historia Natural de Eromanga, Robyn Mackenzie.

Los científicos australianos determinaron que era un herbívoro inofensivo, que perteneció a la familia de los titanosaurios.

Los fósiles, a pesar de su fragilidad, fueron transportados a los laboratorios de la institución. El equipo utilizó tecnología 3D para escanear cada una de las piezas recolectadas. Los análisis determinaron que ninguno fue compatible con los archivos del museo.

La cofundadora del Museo de Historia Natural de Eromanga, Robyn Mackenzie, se enorgullece al decir que los “hallazgos han puesto a Australia en el mapa” de los avances paleontológicos mundiales. El Australotitan podría fácilmente competir con sus pares latinoamericanos en la Patagonia, según la experta.