Ricardo Abel Ayala, alias “Cabuyo”, quien era el jefe del frente 36 de las disidencias de las FARC, fue abatido en una operación militar realizada en el departamento colombiano de Antioquia, informaron el viernes fuentes oficiales.

El ministro de Defensa, Diego Molano, dijo a periodistas que Ayala, por el que se ofrecía una recompensa de hasta 1.000 millones de pesos (unos 255.000 dólares) murió en una zona rural de la población de Barbosa.

Según el jefe de la cartera de Defensa, el jefe guerrillero era el encargado de coordinar las extorsiones, los secuestros, los atentados a la fuerza pública y los asesinatos de líderes sociales e indígenas en una parte de Antioquia, en donde también obligó al desplazamiento de la población.

Por esos delitos era uno de los hombres más buscado en Antioquia. Ayala se hizo conocido públicamente durante los diálogos de paz de La Habana, cuando fue seleccionado para coordinar un programa piloto de desminado humanitario en el caserío El Orejón.

Publicidad

Sin embargo, cuando se firmó el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la entonces guerrilla de las FARC, en 2016, desertó del proceso y siguió delinquiendo.

Las autoridades informaron en su momento que Ayala fue el responsable del ataque contra una comisión de trabajadores de la empresa minera Continental Gold, el 20 de septiembre de 2018, en Yarumal (Antioquia).

En esa ocasión murieron los geólogos Camilo Andrés Tirado Farak, Henry Mauricio Martínez Gómez y Laura Alejandra Flórez Aguirre, en tanto que tres de sus colegas quedaron heridos.

Además, se acusa de la masacre de cuatro jóvenes en el municipio de Anorí, perpetrada el 2 de octubre de 2021. Igualmente, se le endilga la desaparición forzada y el asesinato del líder social Didier Humberto Agudelo.

Publicidad

Este año las disidencias de las FARC han perdido varios jefes. El más relevante era Miguel Botache Santillana, alias "Gentil Duarte", quien murió en Venezuela el 4 de mayo en un ataque a su campamento con explosivos. Su muerte solo fue confirmada por esa guerrilla el 30 de mayo.

En enero de este año también fue abatido Euclides España, alias “Jhonier”. Murió el 24 de enero en un operativo conjunto del Ejército y la Policía, en Toribío (suroeste). (I)