NOTICIAS

Publicidad

Alemania desconecta hoy sus tres últimas centrales nucleares para apostar por energía del sol y el viento

El país europeo se propuso abandonar la energía atómica después del desastre de Fukushima, pero retrasó el "apagón nuclear".

Una foto tomada el 14 de abril de 2023 muestra la planta de energía nuclear Isar en Essenbach, cerca de Landshut, en el sur de Alemania. Alemania cerrará sus tres plantas nucleares restantes el 15 de abril, apostando a que puede cumplir sus ambiciones ecológicas sin energía atómica a pesar de la crisis energética provocada por la guerra de Ucrania. Foto: -- CHRISTOF STACHE

Publicidad

Alemania cierra este sábado sus tres últimos reactores nucleares y culmina así el abandono de este tipo de energía, un viejo compromiso a veces incomprendido en un contexto de urgencia climática.

La primera economía europea abre un nuevo capítulo energético, enfrentada al desafío de prescindir de las energías fósiles al mismo tiempo que gestiona la crisis del gas desencadenada por la guerra en Ucrania.

“Será un acto muy conmovedor para los colegas apagar la central por última vez”, asegura Guido Knott, presidente de la empresa PreussenElektra que explota Isar 2, a pocas horas de su vencimiento.

Publicidad

A más tardar a medianoche, las centrales Isar 2 (sureste), Neckarswestheim (suroeste) y Emsland (noroeste) serán desconectadas de la red eléctrica.

El gobierno alemán acordó un aplazamiento de varias semanas respecto a la fecha prevista inicialmente del 31 de diciembre, pero sin poner en cuestión la decisión de pasar página a este tipo de energía.

Adiós a la energía nuclear

“Los riesgos vinculados a la energía nuclear son definitivamente no manejables”, dijo esta semana la ministra de Medioambiente, Steffi Lemke. De hecho preocupan a grandes sectores de la población y cimentaron el movimiento ecologista.

Publicidad

Greenpeace organizó el sábado a los pies de la Puerta de Brandeburgo en Berlín un adiós al átomo, simbolizado por los restos de dinosaurio derrotado por el movimiento antinuclear.

Un activista de la organización ecologista Greenpeace posa con un cartel que dice "Progreso" durante una manifestación frente a la emblemática Puerta de Brandenburgo de la capital en Berlín el 15 de abril de 2023, después de colocar un dinosaurio que simboliza el fin de la energía nuclear en Alemania y con motivo del cierre de las tres últimas centrales nucleares que quedan en Alemania. Foto: -- ODD ANDERSEN

“La energía nuclear pertenece a la historia”, proclamó la ONG.

Publicidad

En Múnich, una “fiesta de la salida de la energía nuclear” reunió a algunos centenares de personas, constató AFPTV.

“Energía nuclear, gracias”, escribe en cambio el sábado el diario conservador FAZ, subrayando los beneficios que, según él, aportó a Alemania.

Tras una primera decisión de Berlín a principios de la década de 2000 de abandonar progresivamente la energía atómica, la excanciller Angela Merkel aceleró el proceso tras la catástrofe de Fukushima en 2011, un giro político espectacular. Desde 2003, Alemania ya ha cerrado 16 reactores.

“Error estratégico”

Según un sondeo reciente para la cadena pública ARD, el 59% de los encuestados piensa que abandonar la energía nuclear en este contexto no es una buena idea.

Publicidad

Alemania debería “ampliar el suministro de energía, no restringirlo más” ante el riesgo de escasez y precios altos, lamentó el presidente de las cámaras de comercio alemanas, Peter Adrian, en el diario Rheinische Post.

“Es un error estratégico en un entorno geopolítico que sigue siendo tenso”, dijo Bijan Djir-Sarai, secretario general del partido liberal FDP, socio del gobierno de coalición de Olaf Scholz y los ecologistas.

Las tres últimas centrales solo proporcionaron el 6% de la energía producida en el país el año pasado, mientras que la energía nuclear representaba el 30,8% en 1997.

En paralelo, el porcentaje de energías renovables en el total de la producción ha aumentado hasta el 46% en 2022, frente a menos del 25% una década antes.

“Después de 20 años de transición energética, las energías renovables producen ahora cerca de una vez y media más electricidad que la energía nuclear en su momento culminante en Alemania”, dijo a la AFP Simon Müller, director del centro de investigación Agora Energiewende, especializado en transición energética.

Alemania prefiere centrarse en su objetivo de cubrir el 80% de sus necesidades de electricidad con energías renovables para 2030 y cerrar sus centrales de carbón a más tardar en 2038. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad