El juez que conduce el proceso en Minneapolis contra un expolicía blanco acusado de la muerte de George Floyd dijo este lunes que anticipa que en una semana ambas partes pronuncien los alegatos finales sobre el caso que mantiene en vilo a Estados Unidos.

Peter Cahill se pronunció después de que la defensa del exagente Derek Chauvin le pidiera al magistrado que aislara al jurado tras los disturbios registrados en la ciudad en la noche del domingo tras la muerte del afroestadounidense Daunte Wright, de 20 años edad, a manos de la policía. El agente que disparó al joven dijo que usó por error una pistola en lugar de un taser inmovilizador, según la policía.

El abogado de Chauvin, Eric Nelson, indicó que estaba preocupado por que las protestas pudieran influir al jurado.

“El veredicto de este caso va a tener consecuencias”, afirmó Nelson y planteó si el jurado va a tener la confianza de tomar la decisión sin importar las posibles consecuencias.

Publicidad

Protestas en Minneapolis ante muerte de afrodescendiente Daunte Wright a manos de la policía

Tanto la fiscalía como el juez se negaron a aislar al jurado.

“Los vamos a aislar el lunes, que es cuando anticipamos los alegatos de cierre”, indicó el magistrado.

Chauvin enfrenta cargos por asesinato y por homicidio por su rol en la muerte de Floyd el pasado 25 de mayo, después de inmovilizarlo colocándole su rodilla en el cuello cuando procedió a arrestarlo por haber pagado supuestamente con un billete falso.

Varios videos muestran a Chauvin presionando el cuello de Floyd durante nueve minutos mientras este le dice en reiteradas ocasiones que no puede respirar.

Las imágenes desataron una ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos y en el mundo entero.

Chauvin, que fue despedido del Departamento de Policía de Mineápolis por la muerte de Floyd, está acusado de los delitos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Publicidad

Sin embargo, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

Este lunes se celebra la undécima jornada del juicio por la muerte de Floyd justo después de que anoche estallaran protestas contra la violencia policial en Brooklyn Center, al noroeste de Mineápolis, por la muerte de Wright y al que la policía supuestamente disparó durante una parada de tráfico.

Los manifestantes se concentraron frente al departamento de policía de Brooklyn Center y lanzaron rocas y otros objetos contra el edificio.

Para dispersar a los manifestantes, la policía usó gas lacrimógeno y balas de goma, mientras que las autoridades decretaron el toque de queda hasta las 6.00 hora local (11.00 GMT). (I)