El Ministerio del Trabajo decidió que hasta diciembre de 2021 estarían operativos los proyectos de inversión pública Mi Primer Empleo y Empleo Joven, que se iniciaron en el gobierno de Lenín Moreno y que asumió el presidente Guillermo Lasso.

La decisión fue por la falta de presupuesto debido a la pandemia de COVID-19, según nos contestó el Ministerio del Trabajo y lo confirmó el titular de esa cartera de Estado, Patricio Donoso.

Ante la supresión de estos programas se repotenció Encuentra Empleo, que funciona como una bolsa de trabajo y de capacitación. Esta potenciación se efectuó desde el último semestre del 2021.

A casi dos años de la Ley Humanitaria, aún se registran despedidos por fuerza mayor o caso fortuito en Ecuador

Efectivamente, los proyectos Mi Primer Empleo y Empleo Joven ya dejaron de operar. ¿Cuál es y en qué consiste la propuesta para los jóvenes?

Publicidad

Tenemos un proyecto que se llama Encuentra Empleo, que realiza un reclutamiento de jóvenes para que se incorporen al mercado laboral. Este proyecto ha tenido éxito y es lo que remplaza a lo que manifestaste.

Tenemos esta plataforma que ha capacitado a miles de jóvenes en Ecuador; y muchos de ellos, con base en contactos con la parte empleadora, han logrado empleo.

Proyectos Mi Primer Empleo y Empleo Joven llegan a su fin; Gobierno trabaja en nueva propuesta

Esta plataforma ha hecho que 59.185 jóvenes estén en cursos gratuitos a escala nacional en áreas de tecnología, administración, servicios, para que preparen su perfil laboral y puedan ir al mundo empresarial.

De estos 59.185 inscritos, ¿cuántos tienen empleo?

Publicidad

Muchos de ellos han conseguido un empleo. Me parece que son 33.275 jóvenes que están contratados bajo relación de dependencia a través de esta bolsa pública llamada Encuentra Empleo.

Mi Primer Empleo iba enfocado también a las pasantías. ¿Qué pasa con ellos?

La pasantía es una acción, una figura que está determinada en la Ley de la Juventud. Estas pasantías son remuneradas y aseguran que el trabajo de los jóvenes no interfiera con su educación. Trabajamos en forma transversal con otros ministerios, por ejemplo, el de Deportes, con recreación para que esos jóvenes a la par de trabajar puedan conservar su salud física y mental.

En tanto, estamos a pocos días de que esta cartera de Estado cumpla un año. ¿Cómo va la propuesta laboral y las mesas de diálogo con sectores involucrados?

Publicidad

El presidente de la República nos pidió que armemos mesas de trabajo con el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y las instituciones sindicales, que son el FUT, UGTE (Unión General de Trabajadores del Ecuador) y otras; y hemos tenido ya tres reuniones, en marzo, abril y el 5 de mayo.

Reuniones a través de las cuales estamos precisamente haciendo lo que todo político sensato debe hacer, que es dialogar con aquellos que tienen que ver con la temática, en este caso, del empleo. Por lo tanto, vamos avanzando, tuvimos la tercera reunión y pasamos revista al proyecto presentado por el FUT y el proyecto que en su momento el Gobierno había propuesto.

Trabajadores creen que reducción de la jornada por la Ley Humanitaria termina en junio, pero abogados hacen aclaraciones en torno a la vigencia y a despidos en medio de esa figura

Hay algunos avances. Estamos de acuerdo en que hay que lograr consensuar para generar el empleo productivo; debemos mantenerlo, y eso ha sido parte fundamental de las mesas de trabajo. Más allá de otra ley, estamos impulsando los derechos del décimo tercer sueldo, décimo cuarto sueldo, vacaciones, fondos de reserva, afiliación a la seguridad social, la posibilidad de incorporarse a un crédito quirografario e hipotecario. Debemos preocuparnos por los no trabajadores, por aquellos que están desempleados, subempleados o viven en la informalidad.

Hay 5,7 millones de ecuatorianos que están buscando una oportunidad, que viven informalmente del cachuelo. He conversado también con los dirigentes de los emprendedores, con la academia y la prensa.

Publicidad

¿Definitivamente será un nuevo proyecto de ley y no reformas?

Tenemos la idea de un proyecto aparte que norme la actividad de aquellos que no se han contratado, porque los que tienen empleos están bajo el Código de Trabajo. Hay diferentes opiniones al respecto de esto. Es evidente, pero para eso se inventó el diálogo, el debate.

¿Hay algún aspecto en que coincidan con los gremios en estas mesas de diálogo?

El contrato eventual es parte consustancial. Estamos conscientes de que en esta pandemia debemos atender a los jóvenes y mujeres. Existe un amplio margen de consenso en que los jóvenes puedan trabajar. El trabajar y estudiar es parte consustancial del ser humano.

Posibilidad de dos códigos laborales en Ecuador, propuesta de Guillermo Lasso, genera criterios legales divididos

Estamos en contra de aquellos anuncios de que se busca un determinado perfil profesional y se dice casi que textualmente “máximo 30 años de edad, mínimo diez años de experiencia”. No solo que siete de cada diez ecuatorianos no tienen un trabajo estable, sino que ocho de cada diez jóvenes están en esa situación; y, en cuanto a las mujeres, tres de cada cuatro. Debemos atender a lo que se determina como grupo vulnerable.

¿Hay alguna fecha límite para la remisión de este proyecto a la Asamblea?

No hemos puesto una fecha, porque el diálogo debe ser abierto, sin barrera, sin condicionamiento.

Así pase un año más...

Sin barreras y sin condicionantes.

Otra radiografía del desempleo es que solo en 2022 van más de 170.000 actas de finiquito y en marzo un poco más de 70.000. Casi se llega a los niveles de mayo de 2020, cuando hubo alrededor de 76.000, en el pico de la pandemia. ¿Qué está pasando para que estos números no estén tan distantes a los de pandemia?

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) hablan claramente de la generación de 350.000 plazas de trabajo, de la reactivación del sector joven y mujeres. No todo es fácil, sencillo. Las cosas difíciles están para ser vencidas.

En otro tema, ¿se ha analizado la ley humanitaria, que en junio cumple dos años?, ¿quizás derogarla o mantenerla?

No se ha dialogado sobre este tema de la ley humanitaria. Está hecha para cumplir sus objetivos, pero no se ha hablado sobre ese tema.

En lo referente al teletrabajo, ¿cada cuánto tiempo se están realizando inspecciones para que las empresas cumplan con otorgar las herramientas de trabajo a sus colaboradores? Esto porque casos consultados por este Diario han indicado que no se cumple...

Hacemos inspecciones aleatorias. Si alguien se pasa el semáforo en rojo, no hay que tumbar el semáforo, hay que sancionar al que se pasa el semáforo, pero son normativas que deben ser cumplidas. El teletrabajo llegó para quedarse con esta pandemia.

¿Cuáles son las sanciones?

Se hacen inspecciones y se toman correctivos. (I)