Desde este viernes 3 la vía Quito - Lago Agrio fue cerrada a consecuencia del avance de la erosión regresiva del río Coca, en el sector San Luís, en el límite entre las provincias de Napo y Sucumbíos.

El socavón tomó el cauce del río Piedra Fina 2 y amenaza con destruir un puente de hormigón en la vía principal E45 que conecta a Lago Agrio con la capital de la República.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) decidió cerrar totalmente el tránsito a todo tipo de vehículos en el tramo Y de Baeza - Reventador. Esta entidad no detalló el tiempo de duración de esta medida

“Ante la posible afectación de la infraestructura del puente de la vía E45, debido a la erosión regresiva del Rio coca y los frentes erosivos en el río piedra fina 2, se ha tomado la decisión de restringir la circulación vehicular en la zona”, señaló el MTOP en un comunicado

Para ingresar o salir de Nueva Loja, se deberá tomar la ruta alterna y más larga, Lago Agrio, Coca, Loreto, Baeza, Papallacta, Quito.

Este domingo 5 una comisión de autoridades encabezada por el ministro de Transporte y Obras Públicas, Marcelo Cabrera, junto al ministro de Energía, Juan Carlos Bermeo y otros funcionarios llegaron a la zona afectada para evaluar los daños ocasionados por el fenómeno natural.

El frente erosivo que tomo el río Piedra Fina 2 amenaza con alcanzar hasta los tubos que transportan crudo del SOTE, OCP y el poliducto de combustibles que cruzan por el sector, y que ya han sido reubicados más de seis veces. (I)