Ambato

Con un plantón en el parque Cevallos, frente de la Fiscalía de Tungurahua, familiares, amigos y organizaciones recordaron este lunes los 13 años de la ausencia de Giovanna Pérez Constante.

La última vez que se supo de ella fue cuando el 4 de diciembre de 2010 fue a retirar la libreta de calificaciones de su hermana menor.

Publicidad

Con pancartas mostraban la fotografía de la joven ambateña, que el día de su desaparición tenía 19 años y estudiaba en la Universidad Técnica de Ambato.

Los familiares pidieron que se haga justicia y se conozca la verdad.

“Son trece años de la desaparición de mi hija y seguimos en la incertidumbre, de no saber nada de ella, de falta de colaboración para que se haga una verdadera investigación. Seguimos como en el primer día, angustiados y desesperados de no saber nada”, manifestó Mauro Pérez, padre de Giovanna.

Publicidad

Alcaldesa de Ambato anuncia la suspensión del funcionamiento de fotorradares en la ciudad

Recordó que un joven con el que había hecho amistad su hija fue su último contacto.

“Ha sido un fuerte impacto para la familia porque han pasado trece años de la desaparición de mi hermana y no tenemos ninguna respuesta. Pero vamos a seguir en la lucha hasta saber qué mismo le pasó”, dijo Dennise Pérez, al recordar que ella tenía apenas diez años de edad cuando sucedió este hecho.

Publicidad

Preocupación en Santa Rosa por ataque de perros que causó la muerte de adulta mayor

En este plantón estuvieron familiares de otros desaparecidos, como el caso de Fernando Montenegro, padre de Michelle, maestra quiteña de quien no se sabe su paradero desde el 5 de junio de 2018.

“A pesar de la tristeza que tenemos, la lucha por la verdad y justicia nos ha hermanado, nos ha hecho fuertes para pedir que las entidades como la Fiscalía nos atiendan”, dijo el hombre. (I)