Paola Ortega, la primera víctima de femicidio de este año en Ecuador, murió después de recibir trece puñaladas mientras esperaba en el carro a su esposo, Cristian N., quien se había bajado a comprar a un restaurante de comida rápida, dejando el auto sin seguro y una puerta entreabierta por la cual entraron los asesinos.

Según los familiares de Paola, toda la conducta de Cristian N. esa noche del lunes 2 de enero en Salgolquí demuestra que fue el autor intelectual del crimen de su esposa. Un video de una cámara de seguridad en la esquina del lugar del crimen registró que la primera reacción del hombre al llegar al auto no fue brindarle atención a la mujer, ni llevarla a una clínica de emergencia, sino realizar una transferencia de $ 2.000 a uno de los presuntos asesinos.

Luego llamó a los familiares de Paola, indicando que habría sido secuestrada, y cuando ellos llegaron y vieron que la mujer seguía con vida, le exigieron a Cristian que la llevara al hospital inmediatamente. Habiendo una clínica y un centro de salud en las inmediaciones, él tomó un camino más largo mientras su esposa se desangraba en el asiento. Más tarde, los médicos confirmaron el deceso de Paola.

Publicidad

La búsqueda de justicia

Durante más de medio año, la familia de Paola ha luchado para que se condene a Cristian N. por ser el autor intelectual del asesinato de la mujer. Él actualmente se encuentra bajo prisión preventiva en la cárcel El Inca, pero este miércoles 19 de julio se dará una audiencia de revisión de medidas sustitutivas.

Ante esto piden que no se cambie la medida hasta que se instale la audiencia preparatoria de juzgamiento, prevista para el próximo 14 de agosto.

“¿Cómo va a ser posible que esta persona, con todos los elementos recabados que tiene la Fiscalía y Dinased quede en libertad?”, cuestionó Adriana Ortega, hermana de la mujer asesinada, en una entrevista con radio Pichincha.

Publicidad

Ella señaló que su familia está “indignada” por el procedimiento, pues se han recopilado varias pruebas que apuntan a que el exesposo de Paola es el autor intelectual. Los dos autores materiales, quienes se mantenían prófugos de la justicia, ya han sido capturados.

Pudimos verificar huellas dactilares, que se quedaron de uno de los autores materiales. (...) Uno de ellos ya habló y dijo que fue Christian N. el que les contrató a ellos para cumplir el asesinato de mi hermana”, dijo Adriana.

Publicidad

Asesinos de Paola Ortega sabían dónde producir las heridas: esto dice la autopsia del caso que se investiga como femicidio

“El asesinato de mi hermana costó 4.000 dólares”, lamentó la mujer. “Espero que la justicia y la Fiscalía no se pongan indolentes y vean todo lo que nosotros hemos tenido que pasar. Hemos perdido a nuestro familiar. Mi mamá perdió a su hija, sus hijas perdieron a su madre”, añadió, faltando un día para la audiencia de revisión de medidas sustitutivas del principal sospechoso.

También les sorprende la lentitud con la que se ha desarrollado el proceso: “Se recabaron todos los indicios desde el primer momento, entonces yo no sé qué es lo que pasa con la señora fiscal que no da diligencia”, dijo Adriana, quien comentó que le han escrito algunas cartas a la fiscal general, Diana Salazar, para que esté pendiente del caso y que no ponga en libertad a Cristian N.

Conseguir justicia para Paola es el motivo por el que sus familiares quieren que se llegue a una condena. Pero también piensan en su seguridad.

Si a Cristian N. le otorgan las medidas sustitutivas, “él se va a ir del país. O quién sabe, si él decide quedarse, ¿qué nos va a pasar a nosotros?”, se preguntó Adriana durante la entrevista radial. Ella aseguró que ya han recibido amenazas de su parte: “Él nos ha mandado a decir que si él sale el día miércoles, nosotros le vamos a conocer en realidad como es. Si fue capaz de asesinar a mi hermana, ¿qué nos espera a nosotros como familia?”

Publicidad

“Tememos por nuestra vida. (...) Si algo nos llega a suceder a cualquiera de nosotros, él va a ser el único culpable”, indicó la hermana de la fallecida. (I)