Ibarra

Los administradores de la Empresa de Alcantarillado y Agua Potable de Ibarra están solicitando la militarización de las plantas de tratamiento, captación y líneas de conducción.

José Moncayo, gerente de la EMPA-I, manifestó que están insistiendo ante las autoridades para que sea resguardada esta infraestructura las 24 horas del día.

Denunció que se ha presentado otro problema en la planta de la parroquia de Lita, en el límite con Esmeraldas.

Publicidad

Paro nacional: En Imbabura atentan contra sistema de agua potable; se investiga quiénes serían los responsables de actos vandálicos

Este lugar –dijo- fue tomado por comuneros con lanzas y otros elementos. “No queremos que suceda lo acontecido en Pinsaquí, donde fue atacada y rota la tubería de 200 mm, el pasado sábado, afectando a más de 10.000 usuarios de San Antonio”, indicó.

El técnico explicó que pese al daño hasta el momento no se han logrado llenar los tanques de reserva para brindar el líquido vital con continuidad en San Antonio. “En Lita está sucediendo lo mismo, por lo que hemos venido a solicitarle al gobernador de Imbabura, Arturo Fuentes, cumplan los acuerdos a los que llegamos”, sostuvo.

El pedido de militares es para que protejan los tanques de Lita, Caranquí, Retorno Bajo y Alto y Santa Rosa, que pondrían en riesgo incluso el suministro en Ibarra, en caso de ser atentados.

Gobernación de Imbabura permanece cerrada tras toma ‘simbólica’ por parte de manifestantes indígenas

Moncayo fue más allá al pedir coherencia a la Conaie, recordándoles que han expresado que las manifestaciones serán pacíficas sin realizar ningún tipo de daños o afectaciones a los servicios básicos.

Publicidad

“Atentar contra el agua es atentar contra la vida”, dijo enérgicamente el funcionario, quien agregó además que se agotan los combustibles del parque automotor para movilizar al personal y exhortó a la Gobernación de Imbabura privilegiar el suministro ante la escasez a los sectores estratégicos y empresas públicas.

La fuerza pública mantiene resguardado al momento las plantas Guaragzapas y Zambal de Las Rosas, pero los técnicos dicen que no es suficiente y piden la presencia uniformada en Caranquí, Retorno Bajo y Alto, Santa Rosa, Lita y línea de conducción de Pinsaquí San Antonio, esta última atacada dos veces.

En la estación de combustibles de Lita están concentrados los manifestantes, cerca está la planta de agua potable. Foto: Cortesía EMPA-I

Moncayo pide que sea desalojada la planta de Lita, exigiendo la salida de todos los manifestantes, y demanda garantías para movilizar los químicos a las diferentes plantas para mantener operativo el sistema de agua potable y plantas de tratamiento.

También exhortan para que les permitan circular hacia Quito para abastecerse de polímero y cloro gas, cuyas existencias durarán hasta el próximo martes. Aclaró que no hay amenazas, pero hay videos en los que se escucha que van a tomarse los tanques de Caranquí.

Publicidad

En Lita, con la toma de la planta, no hay distribución del agua para más de 300 familias de ese sector. Allí estarían apostados comuneros de la zona y de la Federación de Centros Awá del Ecuador (FCAE).

Paro nacional: indígenas de Otavalo impiden paso de convoy militar que se dirigía a Quito

La FCAE descartó que estén protagonizando actos violentos o al margen de la ley. “Nos quieren vincular con sectores políticos y atribuir hechos que no estamos cometiendo, nuestra protesta es pacífica y no busca atentar ni dañar nada ni a nadie, agregó Jairo Cantincuz, presidente de la FCAE.

Diego Hernández, comandante de la Brigada Andes, anunció que analizan el tema y realizan las diferentes coordinaciones en el Comité de Operaciones de Emergencia de Imbabura. Adelantó que en las próximas horas el gobernador Arturo Fuentes informará sobre las acciones a seguir. (I)