NOTICIAS

Publicidad

‘Estamos frente a un criminal que no solo planificó, sino que sabía lo que estaba haciendo’, dice abogado de familia de madre y niñas asesinadas en Tulcán

El presunto responsable es prófugo de la justicia, tiene circular roja. La defensa asegura que mientras no sea capturado se mantendrá suspendido el proceso.

Jorge Campo, padre de las menores, está demandando la captura del presunto responsable del cruel asesinato de sus hijas. Durante el sepelio dijo que no descansará hasta que se haga justicia. Foto: Ricardo Cabezas

Publicidad

Actualizado el 

TULCÁN

Una vez que una jueza dictó auto de llamamiento a juicio en contra Jonathan Goyes Narváez por el femicidio de Vanessa Villarreal y se dictó en otra audiencia la formulación de cargos por las muertes de las dos hijas de ella, los familiares esperan que pronto se pueda capturar al sospechoso.

Vanessa fue encontrada degollada en un terreno baldío cercano al hospital de la ciudad de Tulcán, la noche del 29 de octubre de 2023. Ese día, Brianna (3) y Génesis (10), sus hijas, desaparecieron. Ellas fueron halladas muertas, en dos pozos en Tulcán, la semana pasada.

Publicidad

Jonathan Goyes, el principal sospechoso, era pareja de Vanessa, pero no era el padre de las dos niñas.

Los familiares de las víctimas, mientras se realizaba la audiencia, permanecieron en los exteriores de esta unidad a la espera de respuestas y resultados sobre este triple asesinato.

A Vanessa le cortaron el cuello y horas después sus dos hijas desaparecieron

Liliana Reina, tía de Vanessa, pide al Gobierno del presidente Daniel Noboa que ponga su mirada en este caso y solicitó que la persona requerida por la justicia local entre en el plan de recompensas, más aún cuando se trata de un triple femicidio.

Publicidad

En este terreno, ubicado en Angasmayo, comunidad de María Magdalena, a unos 20 minutos de Tulcán, fueron encontrados los cuerpos sin vida de las niñas, en el interior de dos pozos de agua. Foto: Ricardo Cab

“No tenemos recursos, pero pedimos celeridad en la justicia y organismos que buscan al victimario, nos preocupa que no aparezca el presunto culpable, esto hace que el proceso se detenga. No queremos que como otros femicidios en el país este caso quede muerto”, dijo Reina.

Jarold Ordóñez, abogado de los familiares de las menores asesinadas, informó que dentro de la formulación de cargos se destacó que Jonathan Goyes sería el responsable de los tres femicidios, incluido el de la madre, Vanessa Villarreal.

Publicidad

La Defensoría Pública que lleva la defensa del presunto asesino habría solicitado que la audiencia no se realice debido a que el ahora juzgado no habría sido notificado como establece el Código Orgánico Integral Penal (COIP), sin embargo, el fiscal demostró que utilizó todos los medios para notificarlo, entregando inclusive el documento a los familiares, puesto que Jonathan Goyes está prófugo.

Policía incluye en lista de más buscados a Jonathan Goyes, implicado en crimen de madre y dos niñas halladas en pozos de Tulcán

La Fiscalía, una vez que fueron encontrados los cuerpos de las infantes Campos Villarreal, demostró tener los elementos de convicción tanto de materialidad como de responsabilidad por lo que fueron formulados cargos por femicidio contra el principal implicado, aplicando el art. 141 del COIP.

Con este serían dos procesos de femicidio abiertos contra la pareja sentimental de Vanessa Villarreal, el primero por asesinato contra ella y el segundo contra las pequeñas, que tendrá 90 días para la instrucción fiscal, en los que se deberán reunir más elementos de convicción y vincular a otras personas en este delito.

El primer proceso está detenido porque la norma establece que a una persona no se la puede juzgar en ausencia en esta clase de delitos, por lo que es necesario que la Policía Nacional capture a Jonathan Goyes o que este individuo se entregue.

Publicidad

Goyes fue incluido en la lista de los más buscados por femicidio. De allí que la policía divulgó su identidad y foto.

Sibson Pozo, abogado de los familiares de Vanessa Villarreal, informó que una vez que ha terminado la investigación y se realizó la audiencia preparatoria de juicio en el proceso de femicidio se determinó que el principal sospechoso es Jonathan Goyes, quien ha sido llamado a juicio.

Familiares de Vanessa, Brianna y Génesis piden al presidente Daniel Noboa incluir a sospechoso del crimen en el plan de recompensas

Sin embargo, está suspendido el proceso en espera de que sea capturado o se presente voluntariamente el principal acusado a la audiencia que fijará el Tribunal Penal del Carchi para el juzgamiento.

La justicia deberá juzgar dos procesos

El abogado Ordóñez señaló que podría tratarse de un delito continuado al estar dividido en dos procesos, ya que hasta que terminó la instrucción fiscal del femicidio de Vanessa los cuerpos de las niñas no aparecían; pero una vez que fueron localizadas, se abrió un nuevo expediente.

La autopsia médica legista que consta en el proceso indica que las muertes de las infantes fueron violentas, por asfixia y estrangulamiento, se cree que probablemente fueron asesinadas el mismo día en que el principal sospechoso estranguló a la madre.

“Asombra la saña que tuvo no solo con Vanessa, sino con las menores, dándose el tiempo de ir estrangulando a una por una, hasta acabar con sus vidas, generando gran conmoción este tipo de actos contra menores de edad”, dijo el abogado.

En el proceso de femicidio de Vanessa los elementos de convicción establecen la existencia de un interés económico que habría sido la motivación para culminar con su vida. Según los elementos de convicción, el proceso señala que podría tratarse de un femicidio con intereses económicos o un femicidio patrimonial, ya que existe una póliza de alrededor de $ 150.000 que el victimario pretendía cobrar.

Pozo confirmó que la causa podría estar vinculada a un asunto de violencia patrimonial, ya que la madre de las niñas habría estado violentada de forma económica y patrimonial. “La ambición de este ciudadano hizo que planeara este execrable crimen para intentar beneficiarse con esta muerte”, anotó.

Este delito (violencia patrimonial) no consta en el proceso de las menores de edad, porque de acuerdo a la defensa, hay que ahondar en cuál fue la motivación para acabar con las vidas de las pequeñas. Para Pozo, el segundo proceso de las menores arrojará y develará más datos importantes.

“Puede ser que se trate de un delito continuado o que el criminal buscaba un solo objetivo, desaparecer a las tres personas, sin embargo, serán las investigaciones las que establecerán cuál fue la motivación”, agregó Ordóñez.

Sobre la data de la muerte de las pequeñas, el médico legista ha manifestado que los cuerpos estuvieron desde hace aproximadamente tres meses, los abogados locales sostienen que el aparataje local de investigación de Criminalística no establece una fecha exacta.

Haber colocado los pequeños cuerpos en dos pozos diferentes en una misma circunscripción geográfica que era arrendada por los familiares del inculpado, determina la psicología criminal que tiene este sujeto, que intentó dificultar el hallazgo y buscar que el delito quede en la impunidad, insinúan los expertos.

“Estamos frente a un criminal que no solo planificó, sino que sabía lo que estaba haciendo”, advierte la defensa, que insiste en que existirían otras personas que ayudaron a movilizar los tres cuerpos hasta el lugar donde fueron encontrados. Las investigaciones deberán determinar si estas suposiciones son válidas.

Hay preocupación en los dos abogados defensores de la familia Campos Villarreal porque la primera defensa particular del acusado, cuando recuperó el vehículo en el que se encontraron máculas de sangre y en el que estuvieron la madre y las menores, se comprometió a seguir colaborando para determinar la no responsabilidad del defendido, pero una vez que recuperaron el auto -que es de un familiar- no continuaron con la causa. (I)



Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad