Los doctores y médicos especialistas cuentan por qué es necesario que la población ecuatoriana se vacune frente al COVID-19, en especial cuando circulan mensajes antivacunas o errados, que, según los médicos, no son reales, no tienen una base científica o probada sobre lo que se dice. Aquí parte de sus opiniones.

Dr. Francisco Andino, epidemiólogo y coordinador del Foro Permanente de la Salud

“La vacunación es lo único que te protege a ti contra una enfermedad grave y muerte. La gente piensa que no le puede dar el COVID-19, vacunado te puede dar el COVID-19, pero lo que no vas a tener es enfermedad grave y vayas a estar en una terapia intensiva y que te mueras, eso hace la vacunación. Todas las versiones (no científicas) están dadas por redes sociales y por un fuerte movimiento negativista que va en contra de las vacunas, pero al final del camino, si la gente no se vacuna no vamos a salir de la pandemia. Aquellos que dicen que no hay que vacunarse, deben decir cómo salir, porque a más de que no dicen cómo salir, la gente es irresponsable, no guarda la distancia, no se lava las manos, no genera condiciones favorables frente a la salud, y eso no es un proceso sencillo. Como epidemiólogo te digo que hay diferentes formas de salir de una pandemia, pero de esta, no hay nada más que vacunar porque la gente no entiende que al final del camino, si queremos tener trabajo, queremos regresar a la educación y queremos regresar a la normalidad, la única forma es generar inmunidad de rebaño y que la gente vaya precisamente a volver a estar en esa normalidad. ¿Y con qué vacuna?, que es la pregunta clásica que nos hacen: con cualquiera, todas sirven…”.

Dr. Johny Real, epidemiólogo

“Las personas deben vacunarse porque deben recordar que hay un virus que está circulando, que es un virus del cual están apareciendo nuevas variantes, que todavía existe el riesgo y puede aumentar ese riesgo, por lo tanto, vamos a tener protección cuando nos pongamos la vacuna. Mientras más nos vacunemos vamos a reducir la propagación, la enfermedad, las personas que se enfermen, la atención en los hospitales, vamos a mejorar la productividad en nuestro país y vamos a desarrollar una vida con menos riesgo posible. Además que si está vacunado y en caso de que le vuelva a dar la enfermedad va a reducir los síntomas graves, las defunciones, va a disminuir también la transmisión de la enfermedad y a evitar que las personas se pongan en peligro. Por lo tanto, es necesaria la vacunación y completar las dos dosis. Una vez completadas las dos dosis, deben esperar 14 días después para que el organismo haga sus reacciones y anticuerpos neutralizantes, es decir, cree sus mecanismos de defensa para evitar que las personas que contraigan la enfermedad se compliquen o tengan un problema mucho más serio y terminar con el fallecimiento”.

Dr. Francisco Plaza, comisionado de Salud del Colegio de Médicos del Guayas

“Vacunarse es una necesidad imperiosa para poder vencer a la pandemia, caso contrario, este virus nos va a seguir mortificando, cobrando vidas y enfermando de manera crítica y grave a muchas personas. Hay una pregunta que nos hacen, ¿cuál es la peor vacuna?, la peor vacuna es no vacunarse. Todas las vacunas son útiles porque previenen que la persona vaya a caer gravemente enferma o tenga la necesidad de ir a un área crítica (UCI) o hasta morir. Inciden ciertas vacunas que nos dé la fase leve o moderada de la enfermedad, pero lo más importante, previenen la fase aguda, la fase crítica y previenen la muerte. Las personas que no se vacunan corren el riesgo de morir. De cada 100 personas que les da el COVID-19, dos mueren. Y hay efectos adversos de 1 por cada 45.000 personas, no hay punto de comparación entre lo uno y lo otro. Y hay que apurarse vacunando para cumplir con la meta del 31 de agosto, porque supuestamente ahí lograríamos la vacunación o inmunidad de rebaño para vacunar después a la población adolescente, si los protocolos terminan de aprobar al grupo etario de 11 a 16 años… Por nuestros niños, por nuestras vidas, por nuestras familias, vacunémonos, porque vacunándonos nosotros estamos protegiéndonos a nosotros mismos y a los demás”.

Publicidad

Dr. Washington Alemán, experto en Enfermedades Infecciosas

“Tenemos dos herramientas para luchar contra la pandemia. Una y la principal, probablemente, es la vacunación. La segunda es el seguir manteniendo medidas de contención que disminuyan la transmisión a nivel de la comunidad. La vacuna junto con el agua potable son los dos elementos más importantes en la historia de la salud pública para prevenir enfermedades. En el caso del COVID-19, la Organización Mundial de la Salud y en estos seis meses que llevamos vacunando en el mundo, lo que ha demostrado es que todas las vacunas son seguras y que los riesgos que las vacunas tienen forman parte de eventos poco frecuentes, hablando de los riesgos graves y en la gran mayoría de casos no se han podido reafirmar como causa las vacunas. Lo que se ha tenido es que hay una probabilidad de que la vacuna lo cause. (Hay que) compara el riesgo de morirse por COVID-19 si llegas a una terapia intensiva, que es alrededor del 40 %, con el riesgo de un efecto colateral raro y poco frecuente que es menor al 1 %”.

Aplicación de vacuna a una ciudadana que acudió al ITB, este viernes 25 de junio. Foto: El Universo

Dr. Alberto Campodónico, internista e intensivista

“Es muy importante vacunarse, cada persona que se vacuna es una persona menos que va a hospitalizarse, ya sea de forma grave, moderada, terminando en UCI o incrementando la mortalidad que ya existe en los casos de UCI. En segundo lugar, es una forma de prevenirse frente a la presencia de nuevas cepas, variantes, que están llegando a nuestro país y las que actualmente hay. Tercero, es una forma también de poder llegar juntos a la inmunidad de rebaño y proteger a la familia. Cuarto, al ser personas diabéticas, hipertensas, mayores de 65 años, son mucho más vulnerables y es importante para ellos el poder vacunarse... Quinto, no es la primera vez que se vacuna masivamente, hace años se lo hizo con la polio hasta lograr la erradicación del planeta de la enfermedad”.

Dr. Vladimir Vélez, especialista en Pediatría, atiende casos de COVID-19 en niños

“Al 100 % es necesario vacunarse. Históricamente el antes y el después de toda pandemia ha sido justamente la vacuna. Un ejemplo clarísimo es Israel, que ha disminuido sustancialmente los pacientes con complicaciones con COVID-19 y ha despoblado totalmente las Unidades de Cuidados Intensivos y se han aproximado muchísimo a lo que era la antigua realidad (normalidad). Estadísticamente hablando, la vacuna es lo que nos ha podido dar un respiro a la parte médica en cuando a los casos graves de COVID-19. La función de las vacunas es darnos las herramientas, el escudo que nos va a permitir defendernos cuando nos enfrentemos al SARS-CoV-2. Es decir, nos confiere la IGG, es la inmunoglobulina de memoria, que nos hace entre comillas fuertes en el momento en que nos impacte el COVID-19 y eso se traduce en evitar signos y síntomas severos o evitar ir a Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La vacunación va a proteger a toda la población. Si la vacuna nos va confiere la IGG, que es la que necesitamos para que el COVID-19 no arreste nuestra anatomía, eso es igual a protección”.

QUITO. En el colegio Benalcázar, ubicado en el norte de la capital, continúa el proceso de vacunación. Pocos usuarios se evidenció en el lugar el último viernes 25. Foto: El Universo

Dr. Iván Chérrez, magíster en Epidemiología e Investigación, alergólogo, neumólogo

Es importantísimo vacunarnos para salir pronto de esta epidemia del COVID-19, para (en algún momento) dejar de usar la mascarilla y volver a la normalidad que tanto esperamos; que no se mueran las personas, que las terapias intensivas no estén llenas, que no haya una sobrecarga de trabajo y sobre todo al final podamos mirar los ejemplos de otros países… Es importante vacunarse con cualquier vacuna en este momento, porque las vacunas lo que disminuyen es la mortalidad, las vacunas lo que hacen es disminuir los casos severos, por lo tanto, hay menos hospitalización, menos tiempo de terapia intensiva, hay menos secuelas de estas enfermedades severas... Al ponerse cualquier tipo de vacunas y seguir protegiéndose con la mascarilla, disminuye el riesgo de contagiarse”.

Dr. Rafael Caputi Oyague, experto en Infectología

“Es de suma importancia que la comunidad entera, que toda la población se vacune, dentro de las guías de diferentes vacunas, ya en otros países se empieza a vacunar a partir de los 12 años, por ejemplo, con la vacuna Pfizer, pero todas las personas o toda la población debe de vacunarse. El motivo de la vacuna es para crear la defensa y la protección de evitar que la persona se complique con el COVID-19 y también se ha demostrado que la vacuna te ayuda a disminuir la transmisibilidad del virus a las personas allegadas a ti, por eso la vacuna te ayuda a que no te compliques. Da protección a la persona vacunada y a tus seres queridos... La mayoría de las vacunas te dan una gran protección contra todas estas variantes”.

Dr. Marcelo Peñafiel, atiende casos de COVID-19 en adultos y niños

Cómo poder terminar con la pandemia es vacunándose, como dicen los grandes expertos... Si por lo menos el 60 % o el 70 % de la población se vacuna se va a ir paliando la enfermedad, para que no siga proliferando. La vacuna es un medio que se ha usado siempre, no solamente en esta pandemia. Recordemos la poliomielitis que se pudo terminar justamente por la vacuna, la antipolio, que se le pone a los niños pequeños; hay más de cinco vacunas que se ponen los niños pequeños porque esa es la única manera de prevenir enfermedades que pueden causar la muerte. Si la persona está vacunada puede ser que se enferme, pero ya no será de gravedad. Claro, raras excepciones, con ciertos problemas como diabetes, hipertensión, alérgicos, pero controlados también se pueden y se deben vacunar”.

Publicidad

Dr. Hermógenes Muñiz Morán, especialista en Medicina Crítica y Cuidados Intensivos

Es muy penoso ver que la gente no está acudiendo a vacunarse. La vacunación es la única medida para poder un poco levantar estos sistemas de cuarentenas y que la gente no se siga enfermando. Cualquier tipo de vacuna tiene un alcance superior al 90 %... Un paciente me dijo: doctor, me vacuno y me voy a evitar entubar. Me gustó esa frase y se la repito siempre a los pacientes. Obviamente que ha habido casos de pacientes que se han vacunado y han terminado en hospitalización, pero ya no con el mismo impacto que tuvo al inicio de la pandemia (en el 2020) y en meses pasados... Los efectos adversos son muy leves, en comparación a los grados de mortalidad si es que alguien no se vacuna”.

Dr. Andrés Díaz, Infectólogo

“Es muy necesario que la gente se vacune. La gente tiene que entender que es una de las grandes medidas para poder disminuir la mortalidad, los casos, e ir avanzando. La mejor vacuna que tengo es la que me puedo poner en estos momentos o la que está disponible. Hay resultados muy buenos. Si tengo el esquema completo voy a tener una protección muy muy elevada, en algunos casos más del 95 % al 98 % de protección contra la enfermedad grave. Tengo algunos pacientes que se han vacunado, y esto no quiere decir que no les pueda dar la enfermedad, pero les va a dar de una forma leve, como si fuese un cuadro muy sencillo, de resfrío común”.

Dr. Clay Arizala, atiende casos de COVID-19

“A nivel mundial se ha demostrado que el mayor invento de la medicina actualmente son las vacunas contra el COVID-19, porque fueron hechas tan rápido, uso de emergencia, en menos de un año, cuando normalmente tardan unos diez años, y se ha demostrado su efectividad que es lo más importante... Cuando se alcanza la inmunidad de rebaño se logra disminuir y cortar la transmisión... Todas las vacunas son efectivas, eso se ha demostrado. Lo importante es que la población se vacune para evitar que se complique en caso de que se contagie de COVID-19 y también para proteger a sus familias y a los otros; para no ir a terapias intensivas, para disminuir la mortalidad...”.

Dra. Verónica Torres, atiende casos de COVID-19 y es especialista en Pediatría

“Es importante vacunarse y con cualquiera de las vacunas que le toque porque todas las vacunas son efectivas en cuanto a prevenir hospitalización y prevenir el aumento de ingresos a las terapias intensivas. Existe cierto porcentaje de personas ya vacunadas que puedan adquirir la enfermedad, pero ya no va a ser tan severo, que requiera una hospitalización en UCI o sala... Realmente, todas las vacunas son buenas”. (I)