Guayas, Esmeraldas y Manabí, las provincias donde el Gobierno ha decretado el estado de excepción, están entre las tres que registran el mayor número de muertes violentas en lo que va de este año.

Solo hasta la mañana de este viernes, esas tres provincias de la Costa reportaban 853 muertes violentas, un aumento del 138 % frente a las 358 que se registraron en igual periodo del año pasado.

De esa cifra, Guayas es la que concentra el mayor número de crímenes, la mayoría en la Zona 8, que incluye Guayaquil, Durán y Samborondón. En toda la provincia, las muertes violentas suman 588, 133 % más que en el mismo lapso del 2021.

La fronteriza Esmeraldas acumulaba hasta este viernes 145 muertes violentas, una cifra abismal frente a los 36 casos del periodo pasado. En esta provincia hay negocios que han cerrado o reducido su horario de atención ante la delincuencia.

Publicidad

Delincuencia genera intranquilidad en la actividad comercial de Esmeraldas; hay negocios que han cerrado, otros han acortado sus horarios de atención o reforzado seguridad

Mientras tanto, Manabí tenía 120 crímenes, un número superior a las 70 muertes del año anterior, según cifras de la Policía.

El presidente Guillermo Lasso anunció esta noche el despliegue de 9.000 hombres a esas provincias. “Las calles sentirán el peso de nuestra fuerza pública”, señaló el mandatario al detallar que 4.000 oficiales de policía y 5.000 efectivos de las Fuerzas Armadas serán desplegados a lo largo de estas tres provincias “para imponer la paz y el orden”.

Lasso dijo que el toque de queda será desde las 23:00 a las 05:00 en las parroquias Esmeraldas, Eloy Alfaro del cantón Durán, y Ximena y Pascuales del cantón Guayaquil. Será por 60 días.

El mandatario aseguró que ha ordenado la ejecución de una amplia operación coordinada entre Policía y Fuerzas Armadas para que realicen controles perimetrales, operativos especiales e investigación proactiva.

Publicidad

Militares y policías realizan operativos en Durán tras declaratoria de estado de excepción; grupos se adentraron por escalinatas del cerro Las Cabras

“Las calles sentirán el peso de nuestra fuerza pública”, señaló Lasso al anunciar que 4.000 oficiales de policía y 5.000 efectivos de las Fuerzas Armadas serán desplegados a lo largo de estas tres provincias “para imponer la paz y el orden”.

Como parte de la estrategia de seguridad, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional realizaron un recorrido antidelicuencial en el cerro de las Cabras. Fotos:César Muñoz/API Foto: API

El Gobierno ha anunciado además el toque de queda en parroquias de esas provincias, desde las 23:00 a las 05:00. En la medida se incluyen las parroquias Esmeraldas, Eloy Alfaro del cantón Durán, y Ximena y Pascuales del cantón Guayaquil. Será por 60 días.

‘Esta gente (de las bandas) quiere dar paso a la colocación de explosivos, eso es más grave, por eso es importante que todos nos unamos para combatirlas’, dice ministro del Interior

Este nuevo intento del Gobierno de contener las muertes violentas buscará frenar los indicadores que están alarmando y que podrían llevar al país a unas 4.000 muertes este año.

Si se llega a esos niveles, Ecuador estará manejando tasas similares a la de países centroamericanos que tienen fuertes problemas de criminalidad.

Ecuador actualmente no solo tiene un problema de crímenes comunes, sino que enfrenta un escenario donde ya las organizaciones criminales están usando explosivos. (I)