Autoridades efectuaron una valoración técnica de la situación en el cantón Chunchi, Chimborazo, afectada el viernes 12 por un deslizamiento de gran magnitud que prácticamente arrasó con el caserío Chanchán, causó dos heridos y motivó la evacuación de más de 500 pobladores.

El alcalde Walter Narváez dijo que persistía el riesgo de más deslizamientos. “Existen agrietamientos y eso nos llama a la preocupación y a la angustia, por eso hemos pedido asistencia técnica para conocer con exactitud qué podría pasar”, expresó.

La avalancha fue captada en videos por habitantes, a los que se escuchaba desesperados gritar: ¡Salgan a la loma!

El alcalde Narváez sostuvo que hay afectación vial en los sitios La Armenia, Pasaloma, Piñancay y Verdepamba.

Advirtió de que el colapso del dique formado con el represamiento del río Guatagsi afectaría a la parroquia Huigra, perteneciente a Alausí, además de Cumandá.

Comentó que operarios del gobierno provincial de Chimborazo, del cabildo de Chunchi y del Ministerio de Transporte y Obras Públicas abren espacios para que el agua baje de manera controlada.

El alcalde Narváez subrayó que antes del deslizamiento del viernes 12 la población había sido evacuada ya que se habían detectado fisuras y que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal declaró la emergencia el 31 de enero pasado.

Instituciones desplegaron personal veterinario para atender a los animales afectados en la zona. (I)