El COE nacional aprobó la tarde de este sábado 22 una mayor apertura presencial del sistema educativo nacional desde este lunes.

Así, la asistencia a la educación presencial será voluntaria por el momento. Es decir, las familias tendrán la última palabra y será de acuerdo a la semaforización sanitaria existente en cada cantón del país (verde, amarillo y rojo como está establecido en Ecuador), aclaró la ministra de Educación María Brown.

Según la semaforización sanitaria presentada esta tarde, 29 cantones están en color verde, 179 cantones en color amarillo y 13 cantones en rojo. Estos últimos corresponden a las provincias de Azuay, Cañar, Chimborazo, Guayas y Esmeraldas, que registran más contagios al momento.

El ministro de Trabajo Patricio Donoso aseguró que el COE nacional toma resoluciones con responsabilidad y se cuida la vida de la familia y de los compañeros de trabajo.

Publicidad

Por ello, en los cantones que están en semáforo rojo solo se permitirá que se tenga un trabajo presencial del 30 % de aforo y se privilegie el teletrabajo, expuso Donoso.

Mientras que los cantones en semáforo de color verde tendrán un 25 % de teletrabajo y el 75 % irán a laborar presencialmente. En los cantones que están en amarillo se permitirá un 50 % de presencialidad y el 50 % de teletrabajo, anotó.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, informó que en la segunda semana epidemiológica se reportaron 47.053 casos confirmados, mientras que en esta, que es la tercera semana epidemiológica analizada con la variante ómicron, los casos confirmados alcanzaron el número de 37.180, cerca de 10.000 casos menos reportados como confirmados a nivel nacional.

A decir de Garzón la tendencia a la baja se mantendrá en las próximas semanas y eso se evidenciaría en que en los últimos cinco días hay un decrecimiento progresivo en el número de casos. “Tuvimos un brote de caso Covid a partir del día 8 de enero último y llegamos al punto más alto el 16 de enero siguiente y desde ahí vemos que existe una baja de casos reportados.

Publicidad

El número de atenciones está yendo a la baja y existe ya una mejor realidad en las provincias de la Costa en comparación a la de las Sierra.

Esto debido a que en la Costa ecuatoriana la variante ómicron afectó inicialmente y luego se propagó hacia la Sierra, agregó la funcionaria.

Andrea Montalvo, en representación de la Secretaria Nacional de Educación Superior (Senescyt), señaló que el Ecuador y la educación superior enfrentan importantes desafíos para la acción pública y en particular requieren formas eficientes y efectivas de tomas de decisiones que se adapten a las condiciones que se presentan constantemente fruto de los efectos de la pandemia.

Por ello, la funcionaria aseguró que es pertinente que la educación superior se acoja al esquema de semaforización nacional para el regreso de las actividades presenciales en el marco de la autonomía responsable de las instituciones de educación superior. Aclaró que la institución trabaja de forma permanente en la ejecución y el monitoreo de planes de retorno 100 % seguros, salvaguardando la salud de la comunidad académica.

Publicidad

Según la Senescyt, se deben respetar las disposiciones de aforo y cuidado definidas por el COE Nacional para cada color del semáforo, por ejemplo, cuando una institución de educación superior esté en una localidad con semáforo en amarillo las actividades presenciales se podrán dar considerando un aforo de 2.25 m2 por persona o en las zonas que están en semáforo en rojo y que en ellas funcionan instituciones de educación superior la asistencia presencial será voluntaria con un aforo de 2.25 m2 por persona.

Tras las medidas anunciadas, el COE de Quito, por ejemplo, convocó a sesión para este lunes 24. (I)