La ola de contagios de COVID-19 que afronta Ecuador se refleja en la cifra de pacientes que a diario acuden a centros hospitalarios para recibir tratamiento o los cientos que van a laboratorios para descartar o corroborar la enfermedad.

En Machala, un total de 6.234 pacientes con sintomatología respiratoria asociada al virus llegó al hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en el transcurso de las dos primeras semanas del 2022, lo que según directivos de la casa de salud representa un incremento de un 115 % comparado con las cifras de enero del 2021.

Asimismo, la demanda de pruebas de detección del COVID-19 fue de 1.882 en ese periodo. Los resultados fueron 1.270 positivos para coronavirus y 612 que resultaron negativas.

La producción del Laboratorio de Biología Molecular se incrementó por arriba del 200 % con relación a diciembre del 2021, estimaron los responsables del establecimiento. Incluso la demanda generó el abastecimiento de los insumos necesarios para la realización de prueba PCR.

Publicidad

Las autoridades del hospital del IESS informaron que ejecutaron una compra de los insumos en stock crítico. Asimismo, el Ministerio de Salud Pública (MSP) entregó al Hospital General Machala 1.400 pruebas para detección de antígenos para COVID-19.

Federación Médica Ecuatoriana rechaza pedidos masivos de pruebas PCR, pide más puntos de triaje para detectar el virus a través del 'diagnóstico clínico)

En esta casa de salud de la capital de El Oro, el área de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de pacientes con COVID-19 estaba copada el fin de semana, con nueve pacientes. Mientras que en el área de Hospitalización la ocupación llegaba al 96 %, puesto que, de 27 camas, solo una estaba libre.

En el hospital Teófilo Dávila, también en Machala, de 30 camas destinadas para el área de ciudados intermedios de pacientes con COVID-19, había 28 ocupadas, es decir, una ocupación del 93 %.

En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), de seis camas que se destinaron para pacientes críticos con COVID-19, solo quedaba una libre.

Publicidad

En la provincia de El Oro, el Ministerio de Salud Pública (MSP) registra dos contagios con la variante ómicron, considerada la más transmisible de todas las variantes de COVID-19.

En Ambato y en otras localidades de Ecuador hay preocupación por el creciente número de ciudadanos que acude a los hospitales. Foto Wilson Pinto. Foto: El Universo

La presión hospitalaria por el aumento de casos se siente en el país ante el brote de casos.

Durante la segunda semana de enero de 2022 se registró el mayor número de contagios desde el inicio de la pandemia, informó ayer el viceministro de Salud Pública, José Ruales.

Mientras en la semana de Navidad se registraron 4.000, en Año Nuevo fueron 8.000; en la primera semana de enero fueron 15.000 casos, pero en esta semana hubo 42.000 contagiados.

Publicidad

Se trata de una cifra que supera casi tres veces los contagios de la semana anterior. Todo ello producto de aglomeraciones, fiestas, compras, entre otros. Una de las provincias con mayor número de casos es Guayas.

La ocupación de camas UCI a nivel país está en el 84 % y en 56 % la de hospitalización.

Juan Zapata, principal del COE, dijo que hay lista de espera de pacientes en hospitales del IESS. En Guayas hay 21 en espera y en Manabí, 10.

“El país se encuentra epidemiológicamente en semáforo rojo”, dijo Zapata al aludir que 193 cantones están en alto riesgo por los casos.

Publicidad

En Ambato, capital de Tungurahua, el director cantonal del distrito de Salud, René Sanmartín, manifestó que los últimos siete días habían sido los más álgidos y que fue la semana con mayor número de contagiados del COVID-19.

“Lógicamente, se ha visto cómo va evolucionando la pandemia; por lo tanto, cuando hay un mayor número de contagios, nuestra situación en los hospitales se va poniendo más compleja. Esta semana tendremos el número más alto en hospitalizados y más alto de personas que acudan a nuestros servicios”, anticipó.

El director del hospital municipal Nuestra Señora de la Merced, Xavier Gallegos, dijo que, con corte al 9 de enero, hubo un aumento de 521 casos nuevos de COVID-19. Comentó que el 19 de diciembre pasado hubo 24 casos, el 26 se reportaron 131, en tanto que el 2 de enero el registro fue de 231, lo que demostraba una escalada significativa.

Para el lunes 17 está prevista la firma de un convenio entre el Distrito de Salud y el Municipio de Ambato para establecer brigadas de vacunación.

En foro, ministra de Salud, Ximena Garzón, sostuvo rebrote de COVID-19 genera más de 19.000 casos confirmados, en una semana

Y se conoció que en el hospital General Docente Ambato permanecían hasta el viernes 14 un total de once pacientes con COVID-19 en el área de aislamiento, y uno en cuidados intensivos.

En Babahoyo, capital de Los Ríos, la ministra de Salud, Ximena Garzón, llamó a la población a acudir a los puntos de vacunación. En su visita al hospital Martín Icaza, el jueves 13, la funcionaria dijo que, de las 1.083 pruebas de antígenos realizadas en la casa de salud a ciudadanos, el 55 % resultó positivo.

“La curva de contagio tenderá a bajar a partir de la primera semana de febrero. Por ahora, debemos seguirnos protegiendo. La vacunación debe seguir siendo fomentada en cada localidad para que acudan hasta los centros de salud y puntos de vacunación asignados”, expresó Garzón.

En los hospitales del MSP en Los Ríos, del total de 103 camas existentes, 66 estaban a la fecha ocupadas por pacientes con COVID-19; adicionalmente hay 24 camas en UCI, de ellas, doce estaban ocupadas, según la ministra.

Las cifras del MSP indican que el 83 % de la población de Babahoyo ya cuenta con la primera dosis de la vacuna y el 69 % con la segunda. En lo que corresponde a la provincia, los vacunados con las dos dosis alcanzan el 65 %, por lo que la funcionaria sostuvo que no se había hecho una “buena cobertura en las campañas de vacunación”.

El alcalde de Babahoyo, Carlos German, dispuso la habilitación de puntos de vacunación en la terminal terrestre, centro comercial Eugenio Espejo y en la explanada de la parroquia La Unión, además de que busca habilitar otro en la zona de la Universidad Técnica Estatal de Babahoyo (UTB).

En Esmeraldas, capital de la provincia de igual nombre, el coordinador zonal 1 del Ministerio de Salud Pública (MSP), Paúl Pérez, aseguró que aún no hay reportes oficiales de pacientes con la variante ómicron en esa provincia ni en Carchi, Imbabura o Sucumbíos, todas en la frontera norte.

Dijo que predomina la cepa delta, pero podría cambiar con los resultados de pruebas de laboratorio a nuevos pacientes con síntomas asociados al COVID-19.

El hospital Delfina Torres mantenía el fin de semana a ocho pacientes en la UCI. Dos camas quedaban disponibles el sábado 15, pero otros tantos usuarios permanecían en la sala de recuperación, donde hay 37 camas.

En el cantón Esmeraldas, las autoridades sanitarias estiman que el 86 % de la población está inoculada con las dos dosis y el 33 % con la de refuerzo.

Con corte al miércoles 12, la provincia de Esmeraldas registraba 10.878 casos confirmados de COVID-19; de esa cifra, la ciudad capital sumaba 5.957.

En Chone, cantón de Manabí, la directora del distrito de Salud Chone-Flavio Alfaro, María Arteaga Zambrano, indicó que en las dos primeras semanas de enero hubo un registro de 684 casos de COVID-19, por encima de los 90 casos que había en el mismo periodo de enero del 2021.

“En la primera semana de enero tuvimos 594 casos; y en la segunda semana, 51 casos positivos; y sospechosos tenemos más de 1.000 casos. Con respecto a pacientes ingresados al hospital Napoleón Dávila Córdova, son pocos: en lo que va del año no tenemos pacientes entubados; de las nueve camas de UCI, solo dos están ocupadas”, detalló la funcionaria.

En Chone, en 2021 fallecieron 129 personas por causa del COVID-19. En las dos primeras semanas del año, van diez personas: seis en Chone y cuatro en Flavio Alfaro. (I)