El Comité de Operaciones de Emergencia de Pasaje resolvió declarar en emergencia a este cantón, debido a la rotura del acueducto que provocó la escasez de agua potable en el 70% de barrios. Igual decisión tomó el COE cantonal de Chilla para atender a población afectada por deslaves e inundaciones.

El alcalde de Pasaje, César Encalada, indicó que la fuerza del río Jubones arrasó el paso elevado, la pila central y las pilas laterales que sostenían la tubería de conducción de agua potable desde la planta La Esperanza hasta los reservorios en Tres Cerritos. Este era el acueducto principal del cantón.

Ante este hecho, Encalada se comprometió a entregar el líquido a través de tanqueros en los sectores afectados.

La empresa pública Aguas Pasaje activó su plan de contingencia para cubrir la demanda de agua potable al 60% de las barriadas del casco urbano, refirió su gerente, Fredy Jaramillo. La distribución del líquido se da con ocho tanqueros que recorren por rutas y horarios para abastecer a las comunidades.

Publicidad

Personal del Cuerpo de Bomberos de Pasaje entregó agua potable en barrios del cantón. Foto: Cortesía

Un 30% de la población recibe agua, 100 litros por segundo, desde la planta Huizho y agua subterránea del pozo La Laguna.

Las autoridades de Pasaje informaron este sábado que se sumaron varios tanqueros de los Cuerpos de Bomberos de Pasaje, Machala y de la Prefectura de El Oro.

Emergencia en Chilla

El Concejo Cantonal de Chilla resolvió, el pasado jueves, declarar en estado de emergencia a este cantón que ha sido afectado por deslaves, viviendas inundadas y ríos desbordados, producto de las últimas lluvias que se registraron en la provincia de El Oro.

El alcalde de Chilla, Richard Cartuche, dijo que colapsó el sistema de alcantarillado de la urbe, el cual ya ha cumplido su vida útil. En la actualidad, afirmó, se encuentra gestionando el financiamiento para el nuevo sistema y planta de agua potable.

Cartuche explicó que con la declaratoria de emergencia busca contrarrestar los efectos de la etapa invernal. Entre los sectores afectados se encuentra la cabecera cantonal, como la avenida Bolívar Madero Vargas y 26 de Marzo, donde se registraron inundaciones, debido a la acumulación y fuerte precipitación en el sistema de alcantarillado sanitario, lo que afectó a varias familias.

En las calles Javier Perea y 24 de Mayo el deslizamiento del talud afectó el libre tránsito; además, el material deslizado perjudicó la vivienda de una familia.

Publicidad

Las diferentes calles del casco urbano de la ciudad fueron afectadas por las fuertes precipitaciones, debido al arrastre de gran cantidad de lodo y piedras, lo que colapsó en ciertos tramos el sistema de alcantarillado y cunetas dentro de estas áreas.

En la calle Padre Juan Lecuona una alcantarilla colapsó, pero personal de la Alcaldía realizó el cambio de la tubería de asbesto-cemento a PVC.

En la vía desde el sector Nariz del Diablo a Chilla se registraron varios deslaves. En el sitio, maquinaria de otras instituciones habilitó el paso temporal de vehículos que circulan por esta arteria que se comunica con el cantón Pasaje.

Situación en población de El Retiro

Ante el desbordamiento del río Buenavista, que provocó inundaciones en la parroquia El Retiro del cantón Machala, las autoridades locales y provinciales entregaron alimentos, insumos y maquinaria para la limpieza de escombros.

Se ha estimado que unas 230 familias fueron afectadas al inundarse sus viviendas, principalmente de los barrios Harry Álvarez, Samanes, 8 de Noviembre, Alexandra, 16 de Abril, Primero de Mayo y 3 de Julio. Los damnificados tuvieron que salir de sus casas y ocuparon espacios públicos, albergues o fueron acogidos en viviendas de otros familiares.

La Alcaldía de Machala y el Ministerio de Inclusión Económica y Social coordinan la dotación de alimentación de las familias afectadas, mientras que el Ministerio de Salud Pública gestiona la dotación de mascarillas y repelente para entregar a los damnificados por las lluvias.

Ante esta situación, el alcalde de Machala, Darío Macas, señaló que la construcción de un muro en las riberas del río Buenavista sería la solución preventiva ante la amenaza de nuevas inundaciones en la parroquia El Retiro por efectos del fuerte invierno que se registra en esta provincia. (I)