Manta, MANABÍ

Apenas terminó de escribir su nombre, Cristian Cedeño fue ovacionado por decenas de personas que se encontraban en una sala del club Rotario de Manta. Hace once años, él perdió sus brazos cuando recibió una descarga eléctrica.

Utilizando una prótesis donada por dicha entidad de beneficencia, Cedeño pudo volver a escribir. Su caso se hizo público a través de redes sociales. Con un pedazo de cartón ubicado sobre su cuerpo, él ofrecía sus servicios de lavandería de carros en la avenida Interbarrial, sur de Manta.

Publicidad

Apoyado en su hombro y sus muñones, Cedeño limpiaba vehículos.

El video se viralizó e inmediatamente a través de la dirección distrital del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), en Manta, se gestionó con el club Rotario para que se le faciliten unas prótesis.

Cedeño no solo escribió su nombre, también agarró una escoba, una pala y hasta bailó con Martha, su esposa, la mujer que lo apoyó durante estos últimos once años para no dejarse vencer.

Publicidad

“(Estoy) Feliz porque yo me ponía a practicar la firma amarrándome el lapicero a un muñón, me ponía a escribir y cuando tuve que sacar la cédula no sabía si escribir lo que podía transcribir, pero solo pude hacer mis iniciales que así está en mi cédula, y ahora que ya puedo escribir mi nombre sacaré mi cédula, pero como yo deseo”, señaló Cedeño.

Cristian Cedeño, quien perdió sus brazos en un accidente, se esfuerza lavando vehículos y espera contar con prótesis para ofrecer servicios de mecánica en su local en Manta

Cedeño ahora ya podrá tomar una taza con café, peinarse, alimentarse por su cuenta. Las prótesis, donadas a través de la fundación LN 4 Hands Project de Estados Unidos, fueron solicitadas por el club Rotario de Manta, que tiene nexos con esa entidad de ayuda social norteamericana.

Publicidad

Freddy Escola, vicepresidente del club Rotario de Manta, puntualizó que con estas prótesis Cedeño puede manipular objetos de hasta 60 libras de peso, son de carbono y con el pasar de las semanas él podrá ejercer actividades de rutina diaria.

Este sábado, el club Rotario de Manta ayudó con prótesis a más de 45 personas, entre ellas Cedeño, gracias a la ayuda internacional, declaró Minelly Falcones, presidenta de esta entidad, quien dijo que se prevé entregar prótesis a otras 120 personas en los próximos días.

“El MIES nos contactó y una vez que se viralizó la historia del señor Cedeño se gestionó la ayuda, aunque él ya estaba en nuestra lista de personas que se benefician con una prótesis”, expresó Falcones.

El número de clientes se ha incrementado con el paso de los días en el taller automotor Crismar, de propiedad de Cedeño. Incluso, un ciudadano quiteño también le entregará prótesis la próxima semana.

Publicidad

Cedeño habló de retos y su familia también, sabe que lo sucedido con él fue una prueba de vida, de que hay otras metas, más allá de ver crecer a sus dos hijas.

“Me dijeron que fueron unos 13.800 voltios (la descarga eléctrica que recibió mientras cambiaba un techo), el doctor que me atendió me dijo, Cristian, tu caso de mil solo uno se salva, y tú te salvaste”, recordó Cedeño.

Ana Cecilia Intriago, directora distrital del MIES en Manta, dijo que otra ayuda que se le podría concretar a Cedeño sería que personal del Ministerio de Salud Pública le haga una nueva evaluación al carné de discapacidad de Cedeño y así, por ejemplo, pueda tener un bono del proyecto Joaquín Gallegos Lara, destinado a personas cuya discapacidad llegue al 75 %. (I)