Manta, MANABÍ

Ninguna barrera ha sido impedimento para Cristian Cedeño García. A sus 46 años ha tratado de vencer las barreras que le impuso el destino.

Hace once años, el hombre ayudaba a un vecino a cambiar el techo de una casa cuando accidentalmente sus brazos toparon un cable de alta tensión en el antiguo sector donde residía, en la ciudadela La Pradera, en el este de Manta. Aquello provocó que perdiera la mayor parte de sus brazos.

Sin embargo, Cedeño no se amilanó, se cambió de domicilio y ahora reside en la ciudadela Las Cumbres, en el sur de Manta. Con estudios en mecánica automotriz en el Servicio Ecuatoriano de Capacitación (Secap), su sueño era ponerse un local relacionado con el servicio a vehículos. “Pero a veces no se cumplen las metas, por alguna cuestión, pero ahí vamos”, señaló.

Publicidad

En los últimos años sus vecinos lo llevaban a lavar barcos en el puerto de Manta, pero la pandemia del COVID-19 provocó que toda actividad se limitara, y él también quedó sin actividad laboral. “No podía quedarme así, y tuve que comenzar a construir un lugar donde lavar carros, y así inicié en octubre pasado (2020), con ayuda de mi familia”, relató.

El pasado jueves un video de su actividad se viralizó. Víctor Salazar grabó con su teléfono cuando observó a Cristian con un cartel de cartón en su pecho y le daba a conocer su negocio de lavado de carros.

Salazar compartió el video realizado a Cristian en la página de Facebook, El Soldador de Negocios, y desde ahí de a poco la vida de Cedeño ha comenzado a cambiar. Hasta la mañana de este lunes 27, la publicación ha tenido más de 165.000 reacciones y ha sido compartida alrededor de 90.000 veces.

“Estaba en la calle de la (vía) Interbarrial de Manta, con un letrero y nos causó sorpresa ver a una persona con este tipo de capacidades especiales y trajimos el carro y lo lavaron de una forma que me quedé sorprendido. Él es un ejemplo de persona para todos nosotros por la destreza que demuestra y la fe que nos inyecta”, declaró Salazar.

La difusión del video atrajo a Jonathan Paredes a llevar su carro hasta el local de lavado de autos de Cedeño, ubicado en las calles 12 de Octubre y 224, en el barrio Las Cumbres, cerca del subcentro de salud de ese barrio.

Cedeño sigue con ímpetu el lavado de carros. Sobre sus hombros ubica la manguera que utiliza para lavar los vehículos, y guía a sus hijos y esposa, Martha Delgado, a que complementen el trabajo de limpieza íntegra del automotor.

Publicidad

Pese a su fe inquebrantable, Cristian desea cumplir diariamente aspectos básicos como alimentarse por su propia cuenta y asearse, pues su guía en esta y otras actividades es su esposa, Martha, quien además le da apoyo emocional. “Él no se decae por nada, y vigila que los autos se limpien correctamente”, dijo Martha.

Por ello, Cristian desea contar con prótesis en sus extremidades superiores y así poder ofrecer servicio de mecánica automotriz en su actual local de lavado de autos, y no solo mejorar su condición económica sino poder dar empleo a más personas.

MANTA, Manabí. Cedeño revisa un vehículo en su taller, ubicado en las calles 12 de Octubre y 224, en el barrio Las Cumbres. Foto: Neptalí Palma

“Jamás pensé que se viralizara el video, porque yo sé poco de eso, pero lo único que busco no es que me den limosnas ni nada, solo quiero que la gente venga a mi negocio para lavar su carro, y si alguien me quiere ayudar pues bienvenido sea con el apoyo de mi Dios”, dijo Cedeño, mientras observaba que el carro de uno de sus clientes quedara impecable.

El taller de Cristian, conocido como taller automotriz Crismar, se ubica en el barrio Las Cumbres en las calles 12 de Octubre y 224. Se puede contactar llamando al 099-451-6608 y así ser atendido por un hombre que no conoce de barreras en la vida.

Entidades gestionan prótesis para Cedeño

MANTA, Manabí. Funcionarias del MIES y el club Rotario de Manta gestionan la entrega de unas prótesis para Cristian Cedeño, quien lava vehículos en su taller de la ciudad. Foto: Neptalí Palma

Una esperanza y aliento para su vida recibió Cristian Cedeño, quien hace más de una década tras una descarga eléctrica perdió sus brazos, pues a través de una gestión del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) ante el club Rotario de Manta, se gestiona ya la donación de prótesis que ayuden a mejorar su trabajo.

Ana Cristina Intriago, directora distrital del MIES en Manta, señaló que con el club Rotario de esta ciudad se busca la dotación de unas prótesis, las que posiblemente serían entregadas el próximo sábado 2 de octubre.

Intriago declaró que se planificará todo lo relacionado al proceso de adaptación de estos reemplazos ortopédicos de los brazos de Cedeño.

Con ayuda solidaria, cuatro hermanos no videntes de Manabí ya tienen agua cerca de casa

El MIES intentó canalizar otra ayuda como la entrega del bono del programa Joaquín Gallegos Lara, sin embargo el carné de discapacidad que le otorgó el Ministerio de Salud Pública le redujo hace unos años del 75 % al 70 % de la discapacidad, con lo que no puede acceder a esta ayuda estatal.

“El señor para proceder a un bono de la misión Joaquín Gallegos Lara tiene que ser con un carné de discapacidad, pero el quintil lo tiene como quiera en el 70 % de discapacidad, y tiene que ser del 75 %, porque lo evaluaron y eso lo hace el Ministerio de Salud Pública”, señaló Intriago. Por su parte, Cedeño corroboró de ese descenso en el porcentaje de discapacidad.

Intriago declaró que al momento lo importante ha sido la consecución a través de una gestión de algo que en once años no se había concretado, las prótesis que suplanten ortopédicamente los brazos que Cedeño perdió por una descarga eléctrica mientras ayudaba a un vecino a cambiar un techo. (I)