Esmeraldas

Construcción de puertas metálicas, cámaras de videovigilancia y contratación de guardias privados se implementan en cinco ciudadelas del sur de la ciudad de Esmeraldas.

Ciudadelas como Julio Estupiñán, La Tolita 1 y 2, La Victoria y La Concordia se instalan estos sistemas de protección para evitar robos a personas, viviendas y negocios.

“Los atracos ocurren entre las 05:00 y 08:00 y en las noches”, refirió Laura, quien contó que su esposo fue víctima de los delincuentes cuando salía una mañana desde su domicilio en motocicleta, en la ciudadela La Tolita 2.

Publicidad

Detienen a extranjeros para investigaciones por robos en complejo residencial de Esmeraldas

En La Tolita 1, los asaltantes vaciaron una casa y se llevaron lo que más pudieron en un camión particular, cuando sus propietarios se encontraban trabajando.

Los asaltantes vendrían de barrios cercanos al río Teaone y de sectores del sur de la ciudad, que linderan con estos conjuntos habitacionales.

Para la construcción de cerramientos metálicos en tres calles de La Tolita 2, cada propietario dio una cuota inicial de $ 25, detalló Juan Palma, del comité de seguridad de esta ciudadela.

Pero no todos aportaron con el dinero y la directiva dispuso la realización de un censo y ubicar un sello o sticker para identificar a quienes colaboraron con el dinero.

Publicidad

Quienes no aporten con las cuotas de dinero, ellos mismos se encargarían de abrir y cerrar los portalones, es una de las cláusulas.

Ante el aumento de casos de robos en ciudadelas de la provincia, varios ciudadanos han decidido colocar cerramientos y cámaras de seguridad para proteger sus barrios. Foto: El Universo

Mientras, en la ciudadela La Victoria, sus directivos replican el modelo de gestión de la Julio Estupiñán. Cada familia aporta con $ 200, en cuatro cuotas de pago diferido, explica Carlos Campos, directivo de La Victoria.

“Iniciamos calculando los costos de construcción de los dos portones metálicos, pero nos dimos cuenta de que falta el cerramiento frontal y adecentar espacios de áreas verdes”, indicó.

Moradores de esta ciudadela organizaron en el 2019 grupos de vigilancia para protegerse de la delincuencia y consumidores de estupefacientes que ingresaban de barrios cercanos al río Teaone, recordó la moradora Esther Ortiz.

Publicidad

Antonio Caravajo, otro habitante de La Victoria, junto con uno de sus vecinos instalaron un sistema de alarma con altoparlante que se activa desde un teléfono móvil, en caso de emergencia.

Delincuentes irrumpieron en departamentos de complejo residencial de Same, en el sur de Esmeraldas

En la actualidad, los jóvenes de este sector realizan guardianía en sus ratos libres, porque no hay financiamiento para contratos de celadores, servicio que costaría unos $ 2.400 al mes.

También se analiza que en las casetas para guardianía se ubiquen servidores policiales, que tienen equipamiento y dispositivos para respuesta en casos de emergencia.

En la urbanización La Concordia, la cuota está por fijarse en $ 70 por vivienda, pero solo alcanzaría para las puertas metálicas, según la moradora Elizabeth Fajardo.

Publicidad

En el barrio Los Girasoles, ubicado junto a La Tolita 2, se analiza también instalar portones y caseta de seguridad, pero el inconveniente es que hay terrenos abandonados o que no tienen cerramiento, indicó Clemente Quintero, morador.

Una cuota inicial de $ 200 aportan los habitantes de la ciudadela La Victoria para cerramientos y vigilancia privada. Foto: El Universo

En La Fontana, las autoridades de la Universidad Luis Vargas Torres resolvieron cerrar el paso por una calle que colinda con los predios de Nuevos Horizontes. Esto debido a dos asesinatos de guardias y el atentado a un guardaespaldas del rector Girard Vernaza, en este año.

Otros conjuntos residenciales como Terranova, Balcones de Tachina, Tecnipetrol, Balcones del Pacífico y otros cuentan con guardianía propia desde que fueron construidos.

Cámaras de vigilancia permiten captura de asaltantes

En mayo pasado, un hombre de 34 años murió a tiros luego del frustrado robo a un servidor policial que estaba vestido de civil en la ciudadela La Tolita 1, en el sur de la ciudad de Esmeraldas.

El servidor policial se encontraba en la vereda de una de las calles de esta ciudadela cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta lo sorprendieron con un arma de fuego para sustraer sus pertenencias.

Un fallecido y un herido en balacera en barrio de Esmeraldas

Con las cámaras de videovigilancia instaladas por los moradores se logró la captura de los sospechosos que se movilizaban en una motocicleta. Uno de los asaltantes, al parecer, se enfrentó con la policía y se aplicó el uso progresivo de la fuerza.

En agosto del 2020, un ciudadano fue retenido para robarle su vehículo Chevrolet Aveo, también en esta ciudadela. El automotor y una motocicleta fueron recuperados en un operativo en el barrio 31 de Mayo.

Con este sistema privado y la donación de cámaras de video por una empresa particular, los robos han disminuido en La Tolita 1, dijo Esperanza Martínez, moradora que una vez le asaltaron cerca de su casa. (I)