TULCÁN

La parroquia El Carmelo, en la zona nororiental de Tulcán, permanece sin energía eléctrica desde las 16:30 del miércoles 27 de marzo, tras un aluvión registrado en la comunidad de Cartagena y el desbordamiento de la quebrada del mismo nombre, que derribó postes, el sistema de líneas de conexión y destruyó un transformador que genera el fluido eléctrico.

Unos 3.000 habitantes de esta jurisdicción parroquial están desesperados y a la espera de que la situación sea solucionada por la Empresa Eléctrica del Norte. Mientras que en el pequeño poblado de Cartagena no hay agua y existe tristeza, porque muchas familias lo perdieron todo, incluso sus cultivos, que fueron arrasados por la fuerza del barro y material vegetal que descendieron desde la cañada.

Publicidad

Los flujos arrastraron todo tipo de material que estaba a su paso, dijo José Rayo, quien confirmó que una camioneta cerca a la iglesia y un bus quedaron atascados en el fango. El vehículo liviano fue golpeado por piedras y maderos que descendieron con fuerza.

50 damnificados por aluvión en Cartagena, parroquia fronteriza El Carmelo, en Carchi

Andrea Ortega, presidenta de Gobierno Parroquial El Carmelo, explicó que a las 16:30 de ayer se produjo el evento natural, que rebosó la quebrada Cartagena y desapareció cinco viviendas y dejó trece más en riesgo.

Las primeras ayudas para los damnificados comenzaron a llegar hacia este apartado lugar de Carchi tras el aluvión que causó estragos en la población. Foto: Ricardo Cabezas

“Hay niños recién nacidos y menores de edad que quedaron al sol y al agua, perdiéndolo todo”, explicó Ortega, quien añadió que el aluvión partió en dos al sector poblado, creando una suerte de isla en el centro.

Publicidad

Siete personas habrían quedado atrapadas en el interior de sus casas, viviendo momentos de apremio, ventajosamente fueron rescatadas todas, resultando una sola persona herida, agregó la autoridad. La población quedó dividida en dos, un sector que va desde la casa comunal a uno de los extremos y otro desde la iglesia.

Intensas lluvias provocan deslizamientos, desbordamientos de canal de riego y ríos en Carchi e Imbabura

La ruptura mantiene a un grupo de personas encerradas en Cartagena Alto, donde se fue la mesa de la carretera sobre unos 100 metros, quedando incomunicadas, informaron desde el Gobierno Parroquial, desde donde se coordinan las diferentes acciones.

Publicidad

Al momento por el sector de la E-35, que comunica a Guagua Negro con Cartagena, resulta imposible ingresar debido a que un tramo de la mesa de la vía está fracturada; en cambio, por la arteria El Carmelo-Cartagena es posible llegar únicamente hasta la casa comunal.

Maquinaria de los municipios de Tulcán y Sucumbíos y de la Prefectura de Carchi arribó hasta el sector con la finalidad de rehabilitar las vías, efectuar la limpieza de escombros y restablecer la movilidad.

Granizada y fuertes lluvias causan estragos en zonas de Carchi; en Loja se reportan inundaciones

Árboles que fueron desprendidos y arrastrados por este río de rocas y tierra inundan las partes bajas, donde el lodo alcanza una altura de hasta 50 centímetros, evidenciándose calles e inmuebles anegados y enlodados.

En Playa Alta, la tierra donde nació Richard Carapaz, población cercana a Cartagena, también se presentó la noche de ayer un deslave, que provocó un siniestro de tránsito de un vehículo pequeño. El GAD Parroquial ha solicitado al Ministerio de Transporte y Obras Públicas la refacción, pero les han manifestado que no tienen combustible.

Publicidad

El Comité de Operaciones de Emergencia Parroquial informó que la noche de ayer se iba a instalar un albergue temporal en la cancha sintética Richard Carapaz, pero pudo más la solidaridad y los damnificados han sido acogidos por vecinos y familiares tanto en Cartagena como en El Carmelo.

“Al momento hay entre 50 y 60 damnificados, que son de las casas que desaparecieron y de las que están en riesgo”, indicó Ortega, quien saludó el trabajo de la Policía Nacional, Ejército, Ministerio de Salud. Uno de los pedidos es agua, ya que Cartagena se quedó sin este servicio.

El retorno de la energía dependerá del nuevo tendido de postes en esta comunidad, infraestructura que no resistió el embate del aluvión. Los técnicos están en el lugar realizando estos trabajos para restablecer el fluido.

Los afectados necesitan agua, cobijas, colchones, comestibles, artículos de aseo, utensilios de cocina, leche, pañales, entre otros. Los donantes pueden comunicarse a los números telefónicos con 2202168 GAD Parroquial o 099-612-4553 de la presidenta Ortega.

Javier Macas, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, hizo conocer que desde las 15:00 del miércoles (día del aluvión) se presentaron en Tulcán eventos de lluvia intensos pese a que ya venía lloviendo, registrándose una acumulación y la saturación de cuerpos de agua, con un registro de lluvia de 17,5 ml.

“Tres horas llovió intensamente en el lugar, esto influyó para que se presente el desbordamiento de la quebrada. Esperamos que sigan presentándose chubascos y días nublados entre hoy y el sábado, pero el domingo y el lunes habrá eventos de precipitación en una escala más grande, extendiéndose hasta el miércoles”, dijo el experto.

Jimmy Marcillo, responsable de Gestión de Riesgos en la Zona 1, hizo conocer que la quebrada continúa desbordada, por lo que se ha retirado a las familias que están cerca y corren riesgo. Confirmó además que son siete las viviendas afectadas.

Con el diagnóstico los organismos de socorro han iniciado las tareas de respuesta y en las próximas horas se hará la entrega de ayuda humanitaria a las familias damnificadas, proveniente de la Secretaría de Riesgos, Municipio y Patronato Municipal de Tulcán.

Cartagena, población de la parroquia El Carmelo, quedó dividida en dos tras el desbordamiento de la quebrada del mismo nombre que provocó un aluvión.


“Con los niveles y recursos locales e institucionales estamos atendiendo la emergencia”, anotó Marcillo, quien pidió tranquilidad a la gente y que confíe en el trabajo de la Secretaría de Riesgos. Andrés Ruano, alcalde de Tulcán, quien se dirigió al lugar, manifestó que se trata de una desgracia que ventajosamente no causa víctimas mortales pese a la magnitud.

Comentó que es preocupante el problema registrado en la mesa de la carretera, que se fue en 100 metros, pero recordó que la vialidad es una competencia de la Prefectura, por lo que se mostró confiado en que será regenerado el lugar que se destruyó.

Desde el 21 de diciembre del 2023 el cantón Tulcán está declarado en emergencia, debido a las constantes lluvias, deslaves y aluviones que se vienen registrando en esta jurisdicción fronteriza y que han causado cuatro víctimas mortales y heridos. (I)