Santo Domingo

Ante el riesgo ‘medio bajo’ de contagio de COVID-19, Santo Domingo regresó al semáforo amarillo, según la última resolución del COE nacional, que rige durante esta semana, del lunes 24 al domingo 30 de enero.

Además de Santo Domingo, 179 cantones, como Cuenca, Quito, Guayaquil, Portoviejo, Santo Domingo, Babahoyo, Tulcán, Esmeraldas, Ambato, Riobamba, Tena, entre otros, están en la misma categoría.

En semáforo en rojo, por su alto nivel de riesgo de contagio, están 13 cantones, de ellos seis están en Guayas (Colimes, Daule, Durán, El Triunfo, Milagro, Yaguachi); mientras que en verde, por mantener un nivel de riesgo bajo, se encuentran 29 cantones, como Isabela (Galápagos), Macará (Loja), Portovelo y Zaruma (El Oro), entre otros.

Publicidad

Ante el semáforo en amarillo, las autoridades municipales dispusieron que los habitantes harán aislamiento voluntario los fines de semana para prevenir contagios de las diferentes variantes del COVID-19 que circulan en el país.

Además, el cabildo resolvió que los ciudadanos no visiten parques, canchas deportivas y otros espacios recreativos. Así también, los agentes municipales realizarán, con apoyo de uniformados de las Fuerzas Armadas, inspecciones para controlar que se cumpla el aforo de los asistentes y las medidas de bioseguridad en establecimientos comerciales, gastronómicos y de diversión.

COE de Santo Domingo declara alerta cantonal ante incremento significativo de casos COVID-19

En la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas se registraron 14.472 infecciones hasta el 21 de enero, según cifras del Ministerio de Salud. De ellos, la mayoría (12.675) es del cantón de Santo Domingo y los restantes (1.797) contagios son de La Concordia. En Santo Domingo, el 5 % ha recibido las dos dosis completas de vacunación y el refuerzo.

Mientras los casos siguen multiplicándose a nivel nacional, los pacientes siguen enfrentando la escasez de medicinas. Esta situación motivó el reclamo de los enfermos y sus familiares en los hospitales regional Gustavo Domínguez y Santo Domingo.

Nilma Mendoza, quien arribó con un familiar con el virus desde Manabí, comentó que no tiene dinero para seguir comprando medicamentos en farmacias particulares. Asimismo, Abraham Cano y Azucena Intriago criticaron que ellos han tenido que adquirir desde guantes hasta medicamentos que no hay en los hospitales públicos. (I)